El filósofo Miguel Ángel Pérez Pirela comentó recientemente en su programa Desde Donde Sea, que trasmite en vivo por las redes sociales, que la cuarentena y el confinamiento asumido por algunos países durante la pandemia trajo efectos positivos para el medio ambiente en el 2020.  

“Evidentemente la pandemia ha afectado las economías de todos los países, pero también ha tenido efectos positivos para el medio ambiente el año pasado”, dijo el comunicador.  

A su juicio, cuando llegó la COVID-19 se ordenó el cese de muchas fábricas y disminuyó el consumo de energía. Incluso resaltó que las restricciones de movilidad con menos aviones y vehículos circulando hizo que las emisiones de dióxido de carbono cayeran hasta un 7 por ciento, según acotó a Organización de Naciones Unidas (ONU).  

“Sin embargo, esta cifra es muy pequeña y no sirve para compensar los niveles de emisiones actuales. La ONU alerta sobre la importancia de preservar la biodiversidad para evitar a futuro la aparición de nuevas pandemias”, comentó el director de LaIguana.TV. 

Para el analista, “las megaciudades son peligrosas. El abuso de la ganadería, el tráfico ilegal de animales también puede aumentar la transmisión de enfermedades infecciosas”.  

Recordó que el presidente de EEUU, Joe Biden, sobre las resoluciones adoptadas en la Cumbre Climática, se comprometió en “recortar las emisiones de CO2 entre 50 y 52 por ciento con relación a la cifra de 2005”. 

Según el filósofo, es difícil que el gobierno estadounidense cumpla con esa promesa dada la naturaleza de su política y porque hacerlo generará un cambio enorme en el estilo de vida de sus habitantes. 

(LaIguana.TV)   

Comentarios Facebook