El fabricante de la vacuna rusa Sputnik V decidió lanzar en un proceso judicial por difamación contra la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) de Brasil, que había pospuesto la aprobación del fármaco, alegando presuntos riesgos para la salud pública.

«Tras el reconocimiento por parte del regulador brasileño Anvisa de no haber realizado pruebas de la vacuna Sputnik V, Sputnik V inicia un proceso judicial por difamación en Brasil contra Anvisa por difundir intencionalmente información falsa e imprecisa», según un tuit publicado en la cuenta oficial del fármaco ruso en Twitter.

Ese tuit se refiere a las palabras del gerente de medicamentos de Anvisa, Gustavo Mendes, quien precisó que el regulador brasileño no había recibido muestras de la Sputnik V para realizar pruebas para adenovirus replicado.

El pasado 26 de abril, la dirección de la Anvisa decidió de forma unánime rechazar la importación de la vacuna rusa Sputnik V alegando ausencia de información suficiente en la documentación presentada y supuestos riesgos para la salud pública.

El Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF), que financió el desarrollo del fármaco, calificó de política tal decisión.

Hasta la fecha, el fármaco fue aprobado en 62 países, incluidos Argentina, Antigua y Barbuda, Bolivia, Guatemala, Guyana, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, San Vicente y las Granadinas y Venezuela.

Un estudio realizado en 3,8 millones de rusos inmunizados con los dos componentes del medicamento demostró que tiene una eficacia del 97,6%.

(Sputnik)

Comentarios Facebook