Este lunes 3 de mayo la crecida del río Igarapé arrasó con un campamento de atención de migrantes venezolanos y haitianos ubicado en la ciudad de Manaos, capital del estado de Amazonas, tras las fuertes lluvias registradas en las últimas horas en Brasil.

De acuerdo con medio locales, cinco personas resultaron heridas, entre ellos dos militares y tres migrantes venezolanos en el puesto denominado «Operación Acogida».

Usuarios en las redes sociales compartieron imágenes del desbordamiento del río, el cual arrastró carpas, documentos personales, muebles de oficina y enseres.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook