El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, admitió este viernes ante la Organización de Naciones Unidas (ONU) que algunas de las acciones de política exterior adelantadas por la Casa Blanca en los últimos años han minado el orden internacional y han puesto a su país bajo escrutinio, recoge un despacho de EFE.

«Sé que algunas de nuestras acciones en años recientes han minado el orden basado en normas y han llevado a otros a cuestionar si aún estamos comprometidos con él», dijo el diplomático en un debate virtual del Consejo de Seguridad en el que también participaron los ministros de Exteriores  Serguéi Lavrov (Rusia) y Wang Yi (China).

De acuerdo con la agencia española, Blinken solicitó que el compromiso estadounidense «se juzgue por las acciones que el Gobierno de Biden está tomando en el ámbito internacional», que abarca, entre otros aspectos, la reincorporación del país al Acuerdo de París y a la Organización Mundial de la Salud (OMS), así como «sus planes para volver al Consejo de Derechos Humanos de la ONU o sus negociaciones para volver a cumplir con el acuerdo nuclear con Irán», espacios que fueron abandonados por la administración precedente.

De otra parte, Blinken señaló que Estados Unidos sigue «teniendo profundas diferencias entre los Estados miembros de la ONU», así como dentro del Consejo de Seguridad, aunque subrayó que su país «no escatimará ningún esfuerzo para buscar terreno común con cualquier país» comprometido con el orden internacional actual, en cuya fundación, defensa y revitalización se arroga un papel protagónico. 

En este orden, EFE sintetiza que «el responsable estadounidense de Exteriores insistió en la necesidad de más cooperación internacional y advirtió que el orden global en vigor desde la creación de Naciones Unidas, tras la Segunda Guerra Mundial, está en peligro».

A ese respecto, hizo referencia, entre otros asuntos, al resurgimiento del nacionalismo, el aumento de la represión y la intensificación de «los ataques contra un orden basado en normas».

«Algunos cuestionan si la cooperación multilateral es aún posible. Estados Unidos cree que no solo es posible, sino que es imperativa», dijo para concluir.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook