El alivio de las restricciones a los ciudadanos ya inmunizados entra en vigor este domingo en Alemania, donde la tercera ola de la pandemia se da por controlada, pero se pide contención a la población para evitar una cuarta.

La normativa fue aprobada el día pasado día 6 por el Bundestag (cámara baja del parlamento alemán) y ratificada al día siguiente por el Bundestag (cámara alta) y libera a los inmunizados- ya sea porque recibieron la pauta completa de la vacuna o porque superaron la enfermedad- de presentar un test negativo para acceder a comercios, peluquerías o museos.

Tampoco habrá limitaciones en cuanto al número de personas para los inmunizados en lo que respecta a reuniones privadas, ni tampoco deberán cumplir el toque de queda nocturno -entre las 22.00 y las 05.00-, implantado en las zonas de alta incidencia de contagios.

Asimismo se levantan para estos grupos las limitaciones para reuniones privadas y el toque de queda nocturno, implantado en las zonas de alta incidencia de contagios.

Tampoco deberán guardar cuarentena si han estado en contacto con un contagiado ni de regreso de un viaje al extranjero, excepto si la estancia tuvo lugar, por ejemplo, en una región considerada zona de riesgo por mutaciones.

Las medidas generales de higiene como el uso de mascarilla en determinados lugares y el distanciamiento seguirán siendo de obligado cumplimiento.

De esta normativa se podrán beneficiar aquellas personas que hayan completado la vacunación, para lo que deberán haber pasado quince días de la última dosis de la vacuna -la segunda en el caso de BioNTech/Pfizer, Moderna y AstraZeneca y sólo una, en el de Johnson & Johnson.

En lo que respecta a los pacientes que se hayan recuperado de la enfermedad, podrán disfrutar de este alivio de las restricciones a los 28 días de dar negativo y durante los seis meses siguientes.

(EFE)

Comentarios Facebook