El presidente de la República, Nicolás Maduro, reflexionó sobre las medidas que ha tenido que tomar la humanidad frente a la pandemia de la COVID-19.

Durante la jornada de salud de este martes 11 de mayo, el mandatario nacional explicó que no es posible contener el contacto social permanentemente, pues es una condición humana el hecho de socializar, sin embargo, hizo hincapié en que se debe encontrar un equilibrio entre la distancia social y la flexibilización de la misma, como medida de bioseguridad estable. 

En este sentido, elogió el Plan 7+7 que ha llevado a cabo Venezuela, como medida paliativa de los embates económicos de la pandemia y que, enmarcados en este sistema de cuarentena flexible y radical, se ha logrado enfrentar la segunda ola de coronavirus en el país. 

«Aún no ha llegado el momento de quitarnos la mascarilla y ser libres», dijo el primer mandatario, recordando las recientes declaraciones de la Organización Mundial de la Salud en que aseguraba que ese momento estaría aún muy lejos. 

El Presidente expresó su confianza en que durante el mes de mayo se acelere el proceso de vacunación de los venezolanos, y que en los meses de junio, julio y agosto se alcance una buena cantidad de inmunizados.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook