El pasado domingo, cinco niñas migrantes fueron encontradas abandonadas y en condiciones deplorables en las tierras de Jimmy Hobbs, un granjero de Texas de 75 años que afirma que la situación migratoria y fronteriza está peor que nunca. 

Tres de las niñas son de Honduras y tienen siete, tres y dos años. También hay una niña de cinco años y una bebé de apenas 11 meses, ambas de Guatemala. En estos momentos, las menores se encuentran en un centro en la ciudad de Uvalde, donde su caso será procesado antes de ser entregadas al departamento de salud y servicios humanos.

«Si esto no te enoja y no te da ganas de salir a protestar a la calle, no sé qué lo hará. [Las niñas] No tienen madre, ni padre, ni nada», lamenta la esposa de Hobbs, Katie, en una entrevista concedida al congresista de Texas Tony Gonzales y compartida por este en su cuenta de Twitter. Katie agregó que esta situación «tiene que parar ya». 

De acuerdo con Hobbs, las niñas habrían muerto si no las hubiera encontrado. Tanto él como su esposa temen que habrá «miles más» que se pondrán en peligro y morirán este verano tratando de cruzar ilegalmente la frontera a medida que aumentan las temperaturas.

La noticia ha generado una ola de indignación en las redes sociales, donde muchos usuarios consideran que la Administración Biden ignora la grave realidad migratoria del país y demandan una solución urgente.

Las detenciones de migrantes en la frontera entre Estados Unidos y México alcanzaron en abril otro máximo histórico con 178 mil 622 arrestos, un aumento de cerca del 3 % respecto a los 173 mil 348 de marzo, que también marcó un máximo histórico.

De todas las detenciones, 17 mil 171 fueron de menores que llegaron solos, una reducción respecto a los 18 mil 960 del mes anterior, que a su vez habían doblado las de febrero.

(Crónica)

Comentarios Facebook