Las manifestaciones que comenzaron el 28 de abril en Colombia y que se han cobrado decenas de vidas, heridos y desaparecidos, continuarán hasta que la ciudadanía obtenga los cambios que reclama, que entre otras cosas incluye la implementación del Acuerdo de Paz de 2016, dijo el senador Iván Cepeda, que integra el Polo Democrático Alternativo. 

«La crisis social y económica del país ha llegado a un punto en el que se produce un cambio o entraremos en una situación que puede deteriorarse y profundizarse más, porque sectores de la población han tomado la decisión de movilizarse hasta obtener un cambio», explicó. 

Cepeda advirtió que «esto puede generar un nuevo ciclo de violencia en el país», aunque su expectativa es que se pueda alcanzar una solución política. 

«Hay condiciones políticas, entre ellas la firma del Acuerdo de Paz de 2016, que permiten que esta crisis tenga una solución política. Estamos a pocos meses de una elección. Es necesario asegurar las garantías democráticas de esa elección y se debe producir una coalición de fuerzas democráticas que pueda enderezar el curso de la nación», afirmó. 

En ese sentido, confía en lograr «una coalición de fuerzas centro izquierda que sea una potencia transformadora y cuente con un respaldo mayoritario». 

Según Cepeda, esa coalición debería «enfrentar reformas fundamentales, comenzando por la implementación del Acuerdo de Paz, que podría resolver muchos de los motivos que tienen a la gente movilizada». 

El legislador considera que las movilizaciones actuales demuestran el fin de los sectores que confluyen en la figura del expresidente Álvaro Uribe (2002-2010). 

«El régimen uribista ya llegó a su ocaso político, se convirtió en inviable porque el mismo Uribe ha entrado en un ocaso de su popularidad; lo que está ocurriendo es demostrativo de que la protesta se ha transformado en una movilización por un cambio, en una emancipación política», manifestó. 

(Sputnik) 

Comentarios Facebook