Los casos sospechosos de COVID-19 en vocales (ciudadanos escogidos al azar para gestionar la recepción de votos) en las elecciones de constituyentes, gobernadores, alcaldes y concejales en Chile obligaron el cierre de mesas en locales de votación en varias comunas chilenas.
 
«Un vocal de mesa fue aislado en la Escuela Teodoro Lowey de la ciudad (Viña del Mar) tras presentar posibles síntomas de COVID-19. La mesa fue cerrada», publica el diario La Tercera.
 
Por la misma razón fue cerrado el local de votación de la Escuela Árabe Siria, en Puerto Montt.
 
«Se trata de un vocal que realizó su labor sin problemas durante el sábado [el 15 de mayo], que presentó síntomas asociados al virus durante esta jornada. Ante la situación, el sujeto fue aislado y se procedió al cierre del establecimiento para proceder a un operativo de sanitización», detalla el medio.
 
Además, una vocal de mesa que trabajaba en el Liceo Politécnico de Puerto Aysén (sur) fue notificada de COVID-19 positivo tras una prueba PCR.
 
El personal del Servicio Electoral chileno gestionó su reemplazo, junto con otros cuatro vocales de mesa que estuvieron en contacto estrecho con ella; luego se procedió a la sanitización del local.
 
Comentarios Facebook