Omar Aziz, presidente de la Comisión Parlamentaria de Investigación (CPI) sobre gestión ante la Covid-19 en Brasil, culpó este domingo al actual Gobierno del presidente Jair Bolsonaro por la enorme cifra de muertes que la enfermedad ha cobrado en la nación suramericana.

En las declaraciones ofrecidas por el senador, Aziz indicó que el mayor error señalado hacia la administración de Bolsonaro en el manejo de la pandemia fue su desapego a la ciencia.

«No apostó por el aislamiento, no apostó por la mascarilla, el alcohol en gel, la vacuna, una serie de acciones que podrían haber ayudado a salvar personas», afirmó Aziz, al tiempo que criticó el uso de la cloroquina, un fármaco sin aprobación científica contra la covid-19.

«Digo siempre una cosa: se puede errar por omisión y se puede errar por obediencia. No creo que puedas salir de ella. Creo que fuimos contra el mundo», apuntó el Senador en una entrevista publicada por el medio local Folha de Sao Paulo, y reiteró que los responsables del uso de la cloroquina rendirán cuentas

Declaraciones durante la semana en la CPI corroboraron la tesis de omisiones y negligencia de la administración federal ante la pandemia.

Las inconsistencias del ejecutivo en la adquisición de insumos fueron el tema dominante y los testimonios aportaron elementos que confirman considerables fallas en la gestión.

La demora en responder a la crisis de salud no es solo en la construcción de un núcleo específico dentro del gobierno para hacer frente exclusivamente a la pandemia —pues fue apenas este mes que el gobierno creó la Secretaría Extraordinaria para Afrontar el Covid-19— sino también otros elementos recopilados indican que el retraso en la compra de vacunas fue consciente.

El atasco de 10.000 litros de suministros de vacunas CoronaVac en China, a la espera de la autorización para ser enviados a Brasil, a consecuencia de las tensas relaciones diplomáticas entre Brasil y el país asiático, y la incompetencia en el manejo del sistema sanitario han sido datos trascendidos de la indagación de testigos esta semana en el Parlamento.

El presidente-director de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa), Antonio Barra Torres y el exjefe de la Secretaría Especial de Comunicación Social (Secom) de la Presidencia, Fabio Wajngarten han estado entre los llamados a declarar esta semana ante los diputados de la Comisión.

Brasil superó los 430.000 muertos por Covid-19 el pasado 13 de mayo. Asimismo,  el país registró en las últimas 24 horas 2.087 nuevos fallecimientos por coronavirus y acumuló 434.715 víctimas desde el inicio de la pandemia.

(Telesur)

Comentarios Facebook