repitecuadrado.jpg

Desde el pasado 18 de abril las protestas en Nicaragua han estado marcadas por hechos violentos, que en mucho se asemejan a las “guarimbas” opositoras organizadas en Venezuela durante 2017.

 

Lo que inició como una serie de protestas en contra de la reforma del Instituto de Seguridad Social (INSS), se transformó rápidamente en actos de violencia contra el Gobierno del presidente Daniel Ortega que tienen como único objetivo derrocarlo.

 

Jóvenes que “luchan por la libertad” ahora desnudan y persiguen a otros  por «parecer infiltrados sandinistas», tal y como sucedió con Orlando Figuera, de 22 años, quien fue apuñalado y quemado vivo en Altamira por “parecer chavista”.

 

@OrlenysReport publicó un video en su cuenta de Twitter en el que se evidencia que la agenda del golpe es la misma, pues dos jóvenes en Nicaragua fueron desnudados, perseguidos y amenazados con ser quemados por los manifestantes opositores ya que por su aspecto parecían ser del bando oficial.

 

Ahora, los actos violentos y el mismo golpe suave se repite paso a paso como un guión de la derecha inspirado en el terror y la sangre. Primero Venezuela y después Nicaragua.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook