victimacuadrado.jpg

Zoraida Bravo, madre del capitán de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) Ramzor Ernesto Bracho asesinado en el 2014 durante en una protesta opositora, llamó este viernes a los sectores de la derecha a rechazar el uso de la violencia política y a reflexionar sobre el daño causado al pueblo venezolano.

 

Durante una entrevista transmitida por VTV, Brazo valoró de forma positiva los beneficios procesales que recibieron este viernes un grupo de personas involucradas en actos de violencia política, como la ocurrida en 2014 y 2017.

 

«Aceptamos esa medida por el bien de todos los venezolanos. No vuelvan a llamar a la violencia, a La Salida, ni nada por el estilo», dijo.

 

Señaló que estos beneficios deben ser acompañados por parte de los sectores opositores, con un proceso de reconocimiento del daño causado a la sociedad.

 

«Tiene que existir un arrepentimiento. Todos no somos perfectos pero vamos a reconocer esa equivocación, actuaron muy mal. Ellos (sectores opositores) ninguno ha reconocido que actuaron mal», expresó.

 

Bravo perdió a su hijo el 12 de marzo de 2014 durante una convocatoria opositora en el distribuidor Mañongo, estado Carabobo, tras la activación del plan La Salida que lideró Leopoldo López. Bracho recibió un disparo mientras intentaba auxiliar a un compañero herido en el sector Naguanagua.

 

Esta madre recordó que otros de sus hijos sufrió y se salvó de la violencia política que promovieron sectores de la derecha entre los meses de abril y julio del año pasado.

 

Contó que su hijo transitaba por la residencia La Victorias de la parroquia El Paraíso, en Caracas, cuando un grupo de encapuchados lo atacó por llevar una camisa roja.

 

Por este motivo, destacó la necesidad de sobreponer el dolor ocasionado a Venezuela para evitar que estas acciones se repitan y defender la paz que se ha logrado consolidar, tras el llamado a la instalación de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC).

 

La Comisión por la Verdad, la Justicia, la Paz y la Tranquilidad de la ANC anunció este viernes el otorgamiento de beneficios procesales a 39 privados de libertad involucrados en hechos de violencia política, como las suscitadas en el 2014 y 2017.

 

(AVN)

A través de medidas otorgadas por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) —tras una revisión hecha por la mencionada comisión— estos ciudadanos recibieron beneficios procesales, entre los que destacan: libertades plenas, medidas cautelares de presentación, prohibición de salida del país y fórmulas alternativas de cumplimiento de pena.

Este hecho responde a los diálogos que emprende el presidente de la República, Nicolás Maduro, quien impulsa entre las seis líneas de acción del Gobierno, la pacificación y reconciliación.

Comentarios Facebook