lula.jpg

Tras una encuesta realizada por el Instituto Vox Populi, el expresidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, lidera la lista de candidatos presidenciales con 39% en intención de votos para el venidero proceso electoral de octubre, esto a pesar de estar detenido en Curitiba por supuestos hechos de corrupción.

 

Según las cifras, el líder del Partido de los Trabajadores (PT) tiene 27 puntos de ventaja sobre Jair Bolsonaro, precandidato del Partido Social Liberal, con un respaldo de 12%, recoge Telesur.

 

Asimismo, le siguen Marina Silva, excandidata presidencial y fundadora del partido Rede, con 6% de la intenciones de voto; Ciro Gomes, del Partido Democrático Laborista, cuenta con 4%.

 

Por su parte, con un 2% de respaldo se encuentran Geraldo Alckmin, exgobernador de Sao Paulo y representante del Partido de la Social Democracia Brasileña; y Álvaro Dias, de Podemos.

 

Mientras que en un escenario de intención de voto espontánea, Lula consiguió 34% de las preferencias; secundado por Jair Bolsonaro con 10%.

 

El instituto también estudió la posibilidad de generarse un segunda vuelta, donde el exmandatario obtendría 47% sobre el 16% de Bolsonaro. De enfrentarse a Alckmin, la relación sería de 47-11%; y con Marina Silva como oponente, 46-14%.

 

De acuerdo con estos estudios, el líder nacional de la Central Única de los Trabajadores (CUT), Vagner Freitas, afirmó que «los brasileños no olvidan que fue Lula quien hizo crecer la economía, generó más de 20 millones de empleos y distribuyó beneficios», cifra que contrastó con la actual situación del país sudamericano ahora «son casi 14 millones de desempleados, aumentos absurdos del precio de la gasolina, el diesel y el gas de cocina, y un gobierno acorralado, desacreditado y sin capital político.

 

Lula se encuentra desde el pasado 7 de marzo recluido en una celda de Curitiba, luego de acatar la sentencia dictada por el juez Sérgio Moro, quien lo condenó por presunto «soborno», argumentando que aceptó un apartamento como medio de pago por parte de la Constructora OAS.

 

Por esta acusación, sin pruebas, se le condena a 12 años y un mes de prisión.

(AVN)

Comentarios Facebook