En Francia ninguna ley prohíbe amamantar en un lugar público, sin embargo Maÿlis, una joven madre de un bebé de seis meses, fue atacada por dar el pecho a su hijo en una calle, según informa RTL.

Los hechos ocurrieron en Burdeos, en Gironde. Mientras la madre hacía cola para recoger un paquete, su pequeño Nino, comenzó a llorar porque tenía hambre, por lo que la joven comenzó a amamantarle. «Me puse ropa adecuada, que se abre por los lados, para intentar darle el pecho con discreción, y allí además, como había gente, me escondí con mi chaqueta», explicó la joven en un video de Doctissimo.

Cuando terminó de dar el pecho, una señora comenzó a gritar y a insultar a Maÿlis: «¿No tienes vergüenza? La gente joven solo quiere lucirse, eres madre y tienes que planificar las comidas de tu hijo, podrías haberlo hecho en casa…», le espetó. Después de proferirle los insultos, le dio una bofetada: «No tuve tiempo de darme cuenta de lo que estaba pasando, recibí una bofetada con el bebé en mis brazos», dijo la madre.

Nadie la ayudó

«No tuve absolutamente ningún apoyo de la gente que estaba presente. Nadie me defendió», lamenta la joven. 

Tras su agresión, Maÿlis fue a presentar una denuncia, pero la reacción del policía que la recibió no fue la esperada: «Me preguntó que cuánto pecho se me veía y yo le contesté que prácticamente nada. Entonces, amablemente me hizo entender que también era culpa mía, que lo tenía un poco buscado», relata la madre de Nino. 

Este ataque ha tenido consecuencias psicológicas y físicas para madre e hijo, ya que a Maÿlis no le sube la leche: «ya no tengo una sola gota de leche, nada».

(20 Minutos)

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 

Una publicación compartida de Doctissimo (@doctissimo)

Comentarios Facebook