Las muertes causadas directa o indirectamente por la pandemia de COVID-19 habrían sido entre el doble y el triple de las reportadas oficialmente, lo que situaría entre 6 y 8 millones el número de fallecidos, frente a los 3,4 millones reportados oficialmente, dijo este viernes la Organización Mundial de la Salud (OMS).  

En la región de las Américas, el número real de muertes relacionadas con la enfermedad se habría situado en 2020 entre 1,2 y 1,5 millones, en lugar de las 900.000 reportadas, según las estimaciones realizadas por la OMS en el marco de la preparación de sus Estadísticas Sanitarias Mundiales y que se basan en gran medida en modalizaciones matemáticas. 

 En Europa los decesos se habrían situado entre 1,1 y 1,2 millones, es decir, el doble de las 600.000 muertes reportadas. 

(Deutsche Welle

Comentarios Facebook