La cifra mínima del saqueo durante el sexenio de Enrique Peña Nieto es de 100.000 millones de pesos, asegura la investigación del periodista Jesús Lemus, publicada en su más reciente libro ‘Jaque a Peña Nieto y su Imperio de Corrupción’. 

Durante la entrevista para el noticiero Astillero, Lemus explicó a qué se refiere el título. Para el autor, el expresidente mexicano «se encuentra en una encrucijada», en jaque, «es difícil que se pueda mover», por dos razones.  

La primera es que sigue en marcha la investigación en Estados Unidos contra el general Salvador Cienfuegos, que «seguramente también va a tocar» a Peña Nieto. La segunda es la próxima consulta para enjuiciar a los expresidentes. 

De acuerdo con el periodista, el saqueo del país fue «milimétricamente planeado» desde que el político era candidato a gobernador del estado de México. El botín de este plan eran los recursos naturales del país: playas, gas, petróleo, minas, entre otros. La estrategia de Peña Nieto también incluía la entrega de una tercera parte del territorio nacional «a una serie de empresarios rapaces» bajo el principio del amiguismo y la colusión en actividades criminales. 

Otro punto clave fue el manejo de la relación entre narcotraficantes y el Gobierno que venía desde el sexenio de Felipe Calderón y se manejaba por el entonces secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna —actualmente acusado de narcotráfico en EEUU—, quien «luego le pasa la estafeta» al secretario de Defensa Salvador Cienfuegos durante el sexenio de Peña Nieto. 

El periodista aseguró que el imperio de corrupción construido en los sexenios anteriores al Gobierno de Andrés Manuel López Obrador se mantiene intacto. Sin embargo, agregó que «a lo mejor no está informado el presidente de cómo están las estructuras de la administración pública», pero el hecho es que «todavía tenemos una administración calderonista-peñista dentro de esta Cuarta Transformación». 

El expresidente mexicano Enrique Peña Nieto es acusado por la Fiscalía General de la República (FGR) de ser el «autor mediato» de delitos de «cohecho y traición a la patria» por su presunta vinculación con el caso de pagos de sobornos por parte de la constructora brasileña Odebrecht. Según el organismo, el político que desde hace años no vive en México «jugó un papel central en la comisión de los delitos de cohecho, traición a la patria y delito electoral, lo cual puede asumirse sobre la base de proposiciones empíricas generales». 

(Sputnik) 

 

Comentarios Facebook