El narcotraficante Juan José Valencia Zuluaga, alias “Falcón» o «Andrea”, presunto narco del Clan del Golfo —capturado este fin de semana en Antioquia, Colombia— ostentaba una gran opulencia que iba desde visitar restaurantes de reconocida gastronomía hasta adquirir autos de alta gama. 

De acuerdo con una nota de prensa de la Fiscalía neogranadina, existen evidencias de que el sujeto detenido durante la Operación Agamenón era dueño “de una colección de, por lo menos, 30 vehículos de gama alta, de diferentes marcas, y de un bien de 9.000 metros cuadrados, ubicado en un condominio de la vereda Llano Grande de Rionegro, Antioquia”. 

En este orden de ideas y a petición de la Fiscalía, el juez de Control de Garantías determinó una medida de aseguramiento en centro carcelario, además estableció medidas cautelares a 14 vehículos lujosos, con un valor de unos 6.000 millones de pesos. Estos carros fueron decomisados en medio del operativo. 

Según el reporte del ente, Zuluaga es señalado como el principal organizador del envío de cargamentos de cocaína por el Caribe colombiano a Estados Unidos, Centroamérica y Europa. 

Detallaron que las pruebas recabadas indican que el máximo cabecilla de la banda, alias Otoniel, lo nombró como jefe del ala narcotraficante y estiman que le asignó “continuar con los enlaces de otras redes, también para coordinar las actividades para garantizar que los alijos llegarán a los puertos y fueran cargados sin contratiempos hacia destinos internacionales”. 

En ese sentido, se pudo conocer que el hombre contaba con un movimiento mensual de hasta 60.000 millones de pesos como resultado del tráfico de droga. Estas elevadas rentas le habrían permitido levantar un gran capital que sostenían sus extravagancias. 

Valencia Zuluaga fue detenido gracias a la operación realizaron funcionarios de la Fiscalía y la Dijin de la Policía Nacional. Durante las acciones se localizaron “dos fusiles, una subametralladora, nueve pistolas, tres revólveres, tres escopetas, 35 proveedores, tres miras telescópicas, un adaptador para subametralladora, tres cañones para pistola y un visor nocturno”. 

Un fiscal de la Dirección Especializada contra las Organizaciones Criminales le atribuyó al involucrado los delitos de concierto para delinquir agravado con fines de tráfico, fabricación o porte de estupefacientes, lavado de activos y fabricación, tráfico y porte de armas y municiones de uso restringido. 

(LaIguana.TV)  


Comentarios Facebook