NuevoPresidente.jpg

El electo presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, indicó este miércoles que revertirá las medidas tomadas por la administración de Horacio Cartes, quien renunció el pasado 28 de mayo con miras a asumir como senador el 1 de julio, tras ganar un escaño en las elecciones del 22 de abril, y no caer en la duplicidad de funciones.

 

El jefe del equipo de transición de Benítez, Juan Ernesto Villamayor, señaló que, al asumir la presidencia – que se llevará a cabo el próximo 15 de agosto – se tomará «medidas contra algunas decisiones aprobadas inconsultamente», refiere Prensa Latina.

 

Entre las decisiones, se encuentra el traslado de la embajada de Paraguay de Tel Aviv a Jerusalén, siguiendo la decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de reconocer a la denominada Ciudad Santa como capital de Israel.

 

El 15 de mayo, un día después que el ejército de israelí reprimiera con fuerza a manifestantes palestinos que protestaban por el traslado de la embajada de EEUU a Jerusalén, hecho que dejó 59 palestinos asesinados, el recién electo presidente de Paraguay aseguró que revisaría con «madurez» la decisión de Cartes.

 

«Tenemos que ver si fue o no una decisión de hecho ya tomada, entonces vamos a analizar nosotros con mucha madurez para entender lo que podemos hacer», dijo el presidente Benítez.

 

Pese al rechazo de organizaciones sociales y grupos políticos paraguayos de la decisión de Cartes de reconocer a Jerusalén como capital de Israel, el partido político Colorada de la Cámara de Senadores de Paraguay, calificó la reubicación del centro diplomático como «justa y valerosa».

 

Estados Unidos y Guatemala son los dos únicos países que han trasladado su embajada a Jerusalén, a pesar del rechazo de Palestina y países del mundo.

 

(AVN)

Comentarios Facebook