Los vacunados con la Sputnik V no propagarán el virus de la COVID-19 en caso de contagiarse, por lo que no representan un peligro para otras personas, así lo dio a conocer Vladímir Gushchin, jefe del Laboratorio de mecanismos de variabilidad poblacional de microorganismos patógenos del Centro Gamaleya, desarrollador de dicho fármaco. 

«Los que hayan recibido ambas dosis de la vacuna, en caso de enfermedad, tienen un riesgo 14 veces menor de sufrirla en forma moderada y severa», destacó Vladímir Gushchin, durante un congreso.  

El jefe del laboratorio ruso agregó que los vacunados al infectarse «no emiten un virus viable y, por lo tanto, no son una fuente de peligro para otros».  

Según se pudo conocer, la vacuna rusa utiliza una tecnología de adenovirus humano de dos vectores diferentes, Ad26 y Ad5, que se aplican en dos inyecciones, las cuales deben administrarse en un periodo de tiempo de 21 días entre una y otra. Esta solución no contiene adenovirus humanos vivos, sino vectores adenovirales que no se multiplican, por lo que resultan seguros para la salud. 

La vacuna Sputnik V ha sido autorizada en 66 países con una población de más de 3.200 millones de habitantes, según destacan medios internacionales y su eficacia está valorada en un 97,6%, según el Fondo de Inversión Directa de Rusia.  

(LaIguana.TV) 

Comentarios Facebook