Fujimori.jpg

Con 61 votos a favor, el Congreso de Perú aprobó este miércoles la suspensión del congresista Kenji Fujimori, tras las acusaciones realizadas por Moisés Mamani, quien presentó una serie de videos en el que se evidenciaba la supuesta compra de votos por parte del congresista.

 

De acuerdo con la información suministrada por el Congreso, a través de su cuenta en Twitter, la asamblea aprobó la «acusación constitucional» contra Fujimori «por los delitos de cohecho activo genérico y tráfico de influencias previstos en los artículos 397 y 400 del Código Penal».

 

El Congreso señaló que la suspensión se mantendrá hasta que finalice el proceso penal en su contra.

 

El artículo 397 del Código Penal establece que «el funcionario o servidor público que indebidamente en forma directa o indirecta o por acto simulado se interesa por cualquier contrato u operación en que interviene por razón de su cargo, será reprimido con pena privativa de libertad no menor de dos ni mayor de cinco años». 

 

Por su parte, el artículo 400 indica que «el que, invocando influencias, reales o simuladas, recibe, hace dar o prometer para sí o para un tercero, donativo o promesa o cualquier otra ventaja con el ofrecimiento de interceder ante un funcionario o servidor público que esté conociendo o haya conocido, un caso judicial o administrativo, será reprimido con pena privativa de libertad no menor de dos ni mayor de cuatro años». 

 

Fujimori, hijo predilecto del exdictador de Perú Alberto Fujimori (1990-2000), fue explusado del partido Fuerza Popular en febrero pasado por haber negociado a espaldas de su bancada, el indulto que concedió Kuczynski a su padre el pasado 24 de diciembre, a cambio de diez votos de la bancada fujimorista en contra del debate de vacancia al ahora exmandatario.

 

Además de Fujimori, el Congreso de Perú suspendió este miércoles a los congresistas Guillermo Bocangel y Bienvenido Ramírez, involucrados también en los hechos.

 

En marzo pasado, el procurador anticorrupción de la nación suramericana, Amado Enco, solicitó al Fiscal Nacional Pablo Sánchez, abrir una investigación preliminar por el presunto delito contra la administración pública en modalidad de cohecho activo por parte de Kenji Fujimori, su asesor Alexei Toledo y los congresistas Bienvenido Ramírez y Guillermo Bocángel.

 

Como pruebas del caso, el procurador entregó la transcripción de 11 videos en los que se observa que los congresistas Kenji Fujimori, Bienvenido Ramírez y Guillermo Bocangel intentaron convencer al fujimorista Moisés Mamani, de ser parte del Gobierno a cambio de obras del Estado, y de que votara contra el pedido de vacancia presidencial contra Kuczynski.

 

(YVKE Mundial / AVN)

Comentarios Facebook