Este jueves, a propósito de la negativa de la Fiscalía de la Corte Penal Internacional (CPI) a cooperar con el Estado en el esclarecimiento de las denuncias interpuestas sobre presuntas violaciones a los derechos humanos cometidas por el Gobierno de Venezuela, el fiscal general de la República, Tarek William Saab, rechazó el uso de los derechos humanos como bandera política y subrayó que esta lucha debe estar siempre transversalizada por la ética.  

«El tema de los derechos humanos no puede tener sesgo político», dijo Saab en una rueda de prensa. «No pueden venir a uno no solo a caerle a coba, sino a buscar convertir el tema de los derechos humanos, bajo falsos positivos, en una bandera política que se arrastra, muchas veces, en cuestiones de carácter mercenario», añadió.

El funcionario denunció que Venezuela estaba recibiendo un trato discriminatorio por parte de la Fiscalía de la CPI, pues a pesar de que el Estado venezolano ha consignado cinco informes en esa instancia desde noviembre de 2020 y ha solicitado en repetidas oportunidades que se envié una misión al país para que investigue de primera mano las acusaciones, no ha recibido respuesta alguna. 

Para justificar su punto, el Fiscal General mostró los resultados de un análisis comparativo de los 22 exámenes preliminares que han cursado en la Fiscalía de la CPI, a lo largo de toda su existencia, seleccionó los adelantados contra Guinea y Colombia porque han alcanzado la fase III del proceso, como sucede con el conocido informe bajo el nombre de «Venezuela I», interpuesto en La Haya por los países del llamado Grupo de Lima, de cuya motivación política no existen dudas. 

«En una acción jamás conocida en esa Fiscalía de la CPI, un grupo cartelizado para ir en contra de la democracia venezolana, asistió a esa Fiscalía para denunciar prácticamente con una maniobra de muchísimos falsos positivos que hemos ido desenmascarando», arguyó al respecto.  

Por eso, puso en tela de juicio que la Fiscalía de la CPI pudiera «basar sus consideraciones en un examen preliminar sobre documentación extraída ilegalmente y aceptar fuentes de información y denuncia que se acrediten como parciales, obrantes bajo mala fe o sin rigor probatorio alguno».  

Con respecto a la actuación injusta contra Venezuela en el seno de la CPI, Saab relató que Colombia lleva casi 17 años bajo examen preliminar y Guinea 11, sin que se haya avanzado hacia la fase de investigación, mientras que nuestro país lleva solamente tres y «la presión es brutal, una cosa que no tiene comparación, no tiene antecedentes en la historia de la CPI». 

Asimismo, en su exposición refirió que la Fiscalía de la CPI ha enviado a Colombia 12 misiones y 16 a Guinea. Además, el primer país dispone de una hoja de ruta que da cuenta de la colaboración entre el Estado colombiano y la CPI, al tiempo que Venezuela «anda a ciegas» a pesar de que, en contraste con esas otras naciones, ha colaborado irrestrictamente con el ente. 

«La Fiscalía de la CPI ha cooperado con todos estos países, dando información y visitando el país. ¿Por qué, nos preguntamos nosotros, no hace lo mismo con Venezuela?«, fustigó.

Tarek William Saab insistió en que estas presiones y tratamientos diferenciados revelarían «un trato desigual y discriminatorio» por parte de la CPI, que violenta de facto los derechos al debido proceso y legítima defensa consagrados en el Estatuto de Roma. 

«No estamos mendigando nada, estamos solicitando de manera respetuosa y formal, que nos den un trato igualitario en base a lo que establece la ley, y que estos 700 procedimientos penales y estos cinco informes que hemos entregado, sean verdaderamente leídos, desglosados, evaluados, para, en una recíproca colaboración, interactuar», demandó. 

Pese a todos sus resquemores, el Fiscal aseguró que confía en que «la CPI no va a atender este tipo de presiones indebidas, de sesgo político infrahumano, sino va a atender lo que establece el estricto derecho, a los artículos que le dan preeminencia en el Estatuto de Roma a la defensa de la dignidad humana y a la cooperación entre los Estados».  

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook