El primer ministro británico, Boris Johnson, selló su relación con su prometida, Carrie Symonds, en un enlace matrimonial que se mantuvo en secreto hasta horas después de la ceremonia en Londres.

Johnson, de 56 años, y Symonds, de 33, se casaron el sábado 29 en la catedral católica de Westminster, a corta distancia de su residencia oficial en Downing Street.

«El primer ministro y la señora Symonds se casaron ayer por la tarde en una ceremonia pequeña en la Catedral de Westminster», confirmó la nota que la oficina del jefe del gobierno hizo pública este domingo 30.

La pareja, que tiene un hijo de un año, difundió una fotografía de recién casados, tomada en los jardines de Downing Street, donde celebraron el evento con un grupo reducido de invitados.

Las restricciones del coronavirus limitan a un máximo de 30 el número de asistentes a una boda, y el mandatario conservador proyecta celebrar la suya «con familiares y amigos el próximo verano», según su oficina.

Es el tercer enlace matrimonial de Johnson y la primera vez desde 1882 que un primer ministro se casa durante su mandato gubernamental.

La boda remata una semana que ha estado dominada por las serias alegaciones del asesor de Johnson, Dominic Cummings, quien declaró a un comité parlamentario que el gobierno falló en la gestión de la pandemia y causó «decenas de miles muertes innecesarias».

(Sputniknews)

Comentarios Facebook