Destini Crane, una adolescente de Oregon (EEUU), fue hospitalizada de emergencia con quemaduras de tercer grado luego de que intentara repetir el truco de un vídeo viral de TikTok.

El incidente ocurrió el 13 de mayo, pero la niña todavía se encuentra luchando por su vida en cuidados intensivos, conectada a respiración asistida, y ya tuvo que someterse a tres trasplantes de piel en su cuello y su brazo derecho.

El arriesgado reto viral consiste en escribir o dibujar algo en el espejo con un líquido inflamable y luego prenderle fuego. Para recrear el truco, Destini trajo al cuarto de baño una vela, un encendedor y una botella de desinfectante. De repente, la mezcla explotó en el espacio poco ventilado.

Cuando su madre, Kimberly, y su hermana, Andrea, oyeron los gritos y entraron corriendo en la habitación, vieron que el smartphone de la chica todavía estaba grabando un vídeo para TikTok.

La familia de Crane espera que pronto sea trasladada a la unidad de quemaduras. No obstante, los médicos advierten que el proceso de rehabilitación podría durar varios meses, pues la niña tendrá que recuperar el uso del brazo y la movilidad del cuello. También tendrá que acudir a un fisioterapeuta por el resto de su vida.

Ahora la madre de Destini quiere advertir a otros padres de los peligros de los retos virales y recordarles lo importante que es prestar más atención a las aficiones de sus hijos.

«Simplemente no estaba con ella. Es muy importante estar presente en la vida de tus hijos, pues podemos monitorearlos, tenemos controles parentales, lo que sea», pero a veces no es suficiente, admite la mujer.

«Cuando ella me mostraba TikTok y las cosas que hacía, yo estaba como oh, estoy ocupada o estoy haciendo cosas«, lamenta la hermana de la niña.

El bombero Rob Garrison, a su vez, explica al medio Fox19 que una vez que la piel entra en contacto con las llamas, se quema «en cuestión de segundos», incluso si una persona salta al agua justo después de prenderse fuego.

(Sputnik)

Comentarios Facebook