tomate.jpg

La mayoría de las legumbres y hortalizas que consumen las familias venezolanas son producidas en el país. Sin embargo, para poder adquirir únicamente dos tomates debe pagar BsF. 603.750, o 603,75 bolívares soberanos.

 

Muchas personas se preguntan cómo es posible que un rubro de siembra nacional como el tomate tenga un precio de venta al público tan elevado si no es necesario cancelar impuestos de importación. El llamado es a las autoridades competentes para que inspeccionen esta situación de especulación flagrante que ejecutan algunos vendedores. 

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook