#LoÚltimo
Sin comer cuento: Rusia le dio su “parao” a militares gringos en su territorio
Mayo 20, 2015
La Iguana Google Plus

usa-militares-c.jpg

Rusia detuvo este lunes el tránsito a través de su territorio de equipos bélicos y armas norteamericanas a Afganistán, tras la firma del correspondiente decreto por parte del primer ministro Dmitri Medvédev, según reporta el periódico ruso Nezavísimaya Gazeta.

 

Esta decisión, según el documento publicado en el sitio web oficial de información jurídica, fue tomada a raíz de la caducidad de la resolución 1386 del Consejo de Seguridad de la ONU.

 

La citada resolución de la ONU fue aprobada en diciembre de 2001 y autorizaba la creación de las Fuerzas Internacionales de Seguridad en Afganistán, a la vez que llamaba a los países vecinos miembros de la ONU a ofrecer la ayuda necesaria a esta misión, que incluía el permiso de vuelos sobre sus territorios y el tránsito de fuerzas.

 

Moscú consideró la resolución como un elemento importante para lograr la seguridad y estabilidad de la situación en Afganistán.

 

El Ministerio de Exteriores declaró que Rusia ofrecería su aporte práctico en dicha dirección.

 

Sin embargo, solo en abril de 2008 se llegó a un acuerdo entre Rusia y la OTAN respecto al tránsito de cargas para la coalición internacional en Afganistán, y tras el empeoramiento de las relaciones con la alianza a raíz del conflicto en Osetia del Sur, estos acuerdos se llevaron a la práctica solo en 2009.

 

Según Nezavísimaya Gazeta, durante todos estos años se mantuvo el tránsito de cargas a y desde Afganistán, incluso pese al empeoramiento de las relaciones entre Rusia y la OTAN a raíz del conflicto en Ucrania.

 

El rotativo indica que la razón formal para el cese del tránsito fue la caducidad de la resolución 1386 de la ONU en diciembre de 2014, ya que la presencia de las fuerzas internacionales en Afganistán desde 2015 se regula por otros documentos.

 

No obstante, Rusia continuó cumpliendo sus compromisos durante casi medio año más.

 

Moscú advirtió en varias ocasiones a Washington por los canales diplomáticos que cerraría el tránsito de continuar empeorando las relaciones en la esfera político militar.

 

Nezavísimaya Gazeta concluye que por lo visto, la paciencia de Rusia llegó a su fin.

 

(Sputnik)