Rusia continuará disminuyendo el uso del dólar estadounidense en el comercio con otros países, aseguró el viceministro de Finanzas, Vladímir Kólichev. 

«Los países afectados por las sanciones son los que avanzan más rápido en esa dirección. En ese sentido, el rumbo estratégico que vemos en el Gobierno y el Banco de Rusia es renunciar gradualmente al uso del dólar», dijo el alto funcionario en el Foro Económico Internacional de San Petersburgo. 

El viceministro agregó que si bien ese proceso no era rápido, los cambios son inevitables y avanzan de forma gradual. 

Estados Unidos utiliza el dólar como un arma geopolítica en su pugna con distintos países que no comulgan con sus políticas, entre ellos Rusia. 

Kólichev enfatizó que las grandes compañías desconfían cada vez más del dólar estadounidense y en los últimos años casi la totalidad de las empresas energéticas rusas pasaron a usar el euro y el yuan en sus transacciones. 

Si en 2013 más del 80% de las exportaciones se hacían en dólares, el año pasado eran ya menos de 50%, constató. 

El peso del dólar en las reservas de divisas, dijo, también cae y en 2020 era cerca de 20 por ciento. Las reservas internacionales de Rusia ascienden en la actualidad a un monto equivalente a 600.900 millones de dólares. 

Kólichev se refirió además al Fondo de Bienestar Nacional que forma parte del mecanismo de pensiones a largo plazo y cuenta actualmente con un capital de 13,82 billones de rublos, equivalente a más de 185.870 millones de dólares. 

«El Fondo de Bienestar Nacional hace poco redujo el peso del dólar y este solo es el primer paso, el proceso continuará», apostilló. 

El Foro Económico Internacional de San Petersburgo que se lleva a cabo del 2 al 5 de junio en el centro de exposiciones Expoforum, al sur de la capital cultural de Rusia, reúne a jefes de Gobierno, altos funcionarios, líderes empresariales y personalidades destacadas para debatir los problemas económicos clave. 

(Sputnik) 

Comentarios Facebook