REFRESCO-C.jpg

Los refrescos han existido durante muchos años y hay muchas personas que los toman. Ahora, los científicos han descubierto un vínculo entre los refrescos y el cáncer.

 

Un agente colorante que se utiliza en los refrescos, 4-MEI, esconde algo más que su color. Los refrescos no deben contener más de 29 microgramos de 4-MEI por lata, pero hay pruebas que muestran que hay valores máximos de esta sustancia química que se encuentra en una variedad de refrescos. Ejemplos:

 

– Coca cola: menos de cuatro microgramos

 

– Pepsi light: 174,4 microgramos

 

– Pepsi One: 195,3 microgramos

 

Las pruebas se realizaron en estos y otros refrescos y los resultados llamarón la atención y saltó la alerta. Nestlé dijo que estaban aboliendo el uso de colorantes y sabores artificiales en sus productos que se venden en los EE.UU. Este es un buen comienzo para hacer que lo que comamos sea más saludable para nosotros.

 

California aprobó una ley por la que las etiquetas tienen que informar a los consumidores si contienen demasiados productos químicos cancerígenos en los refrescos, y todas las marcas los han reducido. “No hay razón por la que los consumidores deben estar expuestos a un riesgo evitable e innecesario que puede derivarse de los colorantes de comida”, dice el toxicólogo Dr. Urvashi Rangan. La empresa Cola finalmente escuchó las quejas, y los están reduciendo.

 

(Medicinas Naturales)

Comentarios Facebook