futcuadrado.jpg

«Estoy en contra del boicot. Quien tenga un boleto debería ir». Así de contundente se muestra el presidente del Comité Económico Alemán para Europa del Este, Wolfgang Buchele, sobre el Mundial de fútbol Rusia 2018.

 

En una entrevista con el periódico Frankfurter Allgemeine, el alemán llamó a que las relaciones con Rusia se normalicen y a que las sanciones se levanten, ya que «no han resultado ser un medio efectivo para tratar asuntos políticos».

 

«Iré al Mundial tan pronto como la selección alemana llegue a la final», ha asegurado Buchele, para luego defender al excanciller alemán Gerhard Schroder, quien forma parte desde hace años de la industria energética rusa sirviendo, primero, como miembro de la ejecutiva de Gazprom y, actualmente, de la petrolera Rosneft. 

 

«Schroder actúa en interés de Alemania cuando actúa en Rusia. No hay nada de deshonesto en ello. En mi opinión, es inapropiado poner al excanciller en el centro de todas las críticas. Está sirviendo a la economía alemana», ha asegurado el empresario, ya que según su opinión «al final se trata de conservar los puestos de trabajo aquí en Alemania», algo que se justifica porque el país teutón es importador neto de energía rusa.

 

«Rosneft y Nord Stream son esenciales para la industria alemana, por eso era deseable tener a Schroder en el consejo de Rosneft», ha razonado Buchele en su entrevista con el periódico.

 

(sputniknews.com)

Comentarios Facebook