Irán dice que EEUU derrama lágrimas de cocodrilo cuando alega preocuparse por el pueblo persa y al mismo tiempo aplica a esta nación sus sanciones asesinas. 

A través de un mensaje publicado este sábado en su cuenta de Twitter, el vicecanciller para Asuntos Políticos de Irán, Seyed Abás Araqchi, ha calificado de “terrorismo económico” la continuación de las sanciones hostiles de Washington contra el país persa. 

En este sentido, Araqchi ha lamentado que el presidente estadounidense, Joe Biden, siga la misma política de sanciones contra Irán, impuesta por su antecesor el cargo, Donald Trump (2017-2021). “Trump se ha ido, pero sus sanciones ilegales y asesinas siguen ahí”, subraya. 

Asimismo, el funcionario iraní asevera que el “terrorismo económico” contra la nación iraní, en medio de la pandemia del coronavirus, causante de la COVID-19, es un “crimen de lesa humanidad”. 

“No hace falta que derramen lágrimas de cocodrilo cuando continúan los esfuerzos de EEUU para empobrecer a 82 millones de iraníes”, pone de relieve Araqchi. 

El diplomático persa ha hecho estas declaraciones después de que Robert Malley, el enviado especial de Estados Unidos para Irán, en un acto injerencista, hablara, en Twitter, de los derechos humanos en Irán. 

En mayo de 2018, el Gobierno de Trump retiró unilateralmente a Estados Unidos del pacto nuclear ―de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés) ―, y reimpuso varias tandas de sanciones a fin de obligar a Teherán a renegociar el acuerdo. 

Las delegaciones de Irán y los países firmantes del acuerdo nuclear de 2015, es decir, el Reino Unido, Francia, Rusia, China y Alemania, salvo EEUU que salió del pacto en 2018, trabajan desde el principio del pasado abril en Viena (capital de Austria) para volver a encarrilar el convenio. 

Biden, a su vez, declaró estar dispuesto a retornar al acuerdo nuclear; sin embargo, adelantó su decisión de agregar otros temas, como el programa convencional de misiles de Irán, a la mesa del PIAC. También condicionó su regreso a que Teherán cumpla plenamente de nuevo los términos del pacto. 

Por su parte, Irán rechazó las posibilidades de hacer concesiones más allá del marco del pacto nuclear. De hecho, el país persa enfatiza que dejará la mesa de conversaciones si Washington insiste en conservar los embargos en su contra. 

Una nueva ronda de las reuniones de Viena está programada para celebrarse este sábado. Tras la última sesión, celebrada el miércoles, Araqchi hizo hincapié en que, a pesar de los muchos avances registrados en las negociaciones, todavía quedan temas sin los cuales no se puede llegar a un convenio, por lo que se deben tomar decisiones al respecto. 

(HispanTV) 

Comentarios Facebook