Dándole un golpe al sabotaje, el Gobierno aplicó reciente una medida de ocupación temporal por 180 días contra la Industria Venezolana de Gas (Invegas) tras negarse a suministrar oxígeno y nitrógeno líquido a Pdvsa y Pequiven, para producir la gasolina que requieren los venezolanos.

La decisión de Invegas alimenta la crisis de combustible en el país, a raíz del bloqueo restrictivo de Estados Unidos, boicotea la producción de dicho carburante e incumple en las operaciones de la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) y su filial Pequiven.

De acuerdo con la Gaceta Oficial Nº 42.125 emitida el pasado 9 de junio, la citada empresa se negó a suministrar productos químicos que resultan esenciales para la transformación y producción de hidrocarburos y afectan los planes de abastecimiento de combustibles, citó Últimas Noticias en su portal web.

Según la resolución emitida por el Ministerio para el Proceso Social de Trabajo y de Petróleo, entre las medidas para la ocupación se insta a los trabajadores y las organizaciones sindicales, para que en un lapso no mayor a diez días, desde la promulgación del decreto, designe a sus representantes ante la junta administradora especial.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook