El Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz en Colombia (Indepaz) confirmó este lunes el vil asesinato en la ciudad de Cali del cantante afrocolombiano y líder cultural Harold Angulo, quien fue tiroteado sin mediar palabras por hombres armados, justo cuando se disponía a dar un concierto en una discoteca.

El homicidio del joven de 37 años, mejor conocido como Junior Jein «El Cabaio», lo convierte en el número 73 de la lista de líderes sociales, víctimas de la represión en las protestas populares desatada hace más de un mes en Colombia.

Seguidores y fans denunciaron por las redes sociales que a Jein lo mandaron a matar para silenciarlo y callarlo, “a Junior Jein no le perdonaron este video y le quitaron la vida #UribeParacoHpta”, aseguró el usuario @Ivanteacher69 quien a la vez, compartió el canto de protesta contra el presidente Iván Duque, grabado por artista, cuyo eco, al parecer, causó malestar en las autoridades del país.

“El inconformismo social, descontento nacional, como en el bogotazo mientras matan a Gaitán, trucha con la lucha, resistencia de mi gente, que el pueblo es superior a sus dirigentes, llevemos la fiesta en paz”, rapeó en vida el líder cultural oriundo de Buenaventura.

“Nunca retroceder y rendirse jamás, el hambre no calma, la prensa me engaña, gobierno me atraca… mi única arma protestar en las marchas y como único guerrero la policía me mata y si Duque se imputa, se imputa esa rata, el pueblo no se rinde, carajo”, cantó el ahora exprecursores de la salsa chocke y una de las voces insignes del Pacífico colombiano.

Jein fue atacado por hombres armados con fusil y una pistola que le dispararon en repetidas ocasiones. «El Cabaio», justo en días pasados, cantaba acerca de las masacres cometidas en Cali y las desapariciones forzadas a manos de las fuerzas represivas del Estado, para intentar sofocar la reivindicación social”, citó Telesur en su portal web.

Según Indepaz, Jein era un importante líder cultural nacido en Buenaventura y residía en Cali donde «trabajaba en solidaridad con las víctimas de la masacre del Llano Verde y dirigía su apoyo a los jóvenes en resistencia durante el Paro Nacional».

El alcalde de Cali, Jorge Iván Ospino, comentó en Twitter, que “La muerte de Junior Jein conmociona y visibiliza aún más el reto que tenemos todos de proteger la vida. Aunque sus asesinos están capturados, se debe esclarecer quién y por qué se encargó este crimen. A su familia y a todo el pueblo del Pacífico nuestras condolencias y solidaridad”.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook