En la edición 327 de su programa Desde donde sea el filósofo e investigador, Miguel Ángel Pérez Pirela analizó en detalle la cumbre entre los presidentes de Rusia y Estados Unidos, Vladimir Putin y Joe Biden, respectivamente, que tendrá lugar este miércoles 14 de junio en Ginebra, Suiza.

Durante la transmisión del espacio, que se emite de lunes a viernes a través de las redes sociales de LaIguana.TV, el comunicador catalogó la misma como fría, polémica y álgida.

Así mismo indicó, que “estamos a pocas horas de una cumbre entre Biden y Putin, que es fundamental para la geoestrategia” y recordó que hace pocos meses “Biden llamó asesino a Putin” y calificó como “un desastre” la política exterior del régimen estadounidense.

Comenzó su programa citando al congresista estadounidense Jim Mcgovern, quien recientemente pidió a Biden que se levantaran las sanciones impuestas por su país contra Venezuela: “es hora de dejar de usar a Venezuela como moneda de cambio”.

Refirió parte de una carta que envió Mcgovern al Mandatario yanqui, que fue publicada este lunes 14 de junio, y en la que señala: “Creo que ha llegado la hora de corregir el rumbo de la política estadounidense hacia Venezuela. Es hora de dejar de usar el bienestar del pueblo venezolano como moneda de cambio. El Gobierno debe buscar otras vías para lograr sus objetivos en política exterior”.

Ante esto, Pérez Pirela señaló que en la cumbre entre Putin y Biden el tema de las sanciones estará presente.

“El tema de las sanciones sobre Venezuela en este caso, pero puedo hablar sobre las sanciones que Estados Unidos tiene contra Rusia, Irán, China y otros aliados de Rusia como Siria. Todo esto estará en el tapete de esta reunión bilateral en Ginebra. Este va a ser uno de los temas cruciales. Evidentemente, Latinoamérica va a estar en el mero centro de estas discusiones, porque resulta que en términos sanitarios los Estados Unidos han sido, por decir lo menos, ineficientes a la hora de tratar la pandemia en su país y a la hora de cooperar sanitariamente con otros países de la región, mientras que Rusia, en medio de esta pandemia, ha avanzado y ha ganado un terreno muy grande en la región, y esto no tiene para nada contento al señor Joe Biden”.

Señaló, que una de las razones por las que Rusia ha ganado terreno en el continente, frente a Estados Unidos, es gracias a la vacuna Sputnik V desarrollada por la citada nación europea y que ha demostrado una gran efectividad ante el coronavirus.

Recordó además, que este encuentro se dará en un momento en el que las relaciones entre ambas nacionales “se han deteriorado hasta su punto más bajo de los últimos años», según declaró el propio Putin en entrevista concedida a la NBC gringa.

Lince la política

El analista político destacó que los equipos gubernamentales de cada nación anunciaron que los mandatarios no darán una rueda de prensa conjunta, como suele suceder en esto casos, y afirmó que aunque la parte rusa se mostró dispuesta a una comparecencia conjunta, a los gringos no les gustó la idea.

“Recuerdan cómo Putin pareció vencer a Donald Trump en Helsinki, esto no lo digo yo lo dice The New York Times. Biden no querría aparecer en una rueda de prensa junto con Putin porque, si ya hizo parecer minúsculo a Trump, que es un buen orador, imagínense a Biden que no sabe hablar. La verdad es que Biden no sabe hablar, lee Teleprónter y mal leído. Su equipo prefirió no ponerlo al lado a un lince de la política como Putin”, añadió.

Se refirió a lo publicado por el citado rotativo gringo que destacó que “la decisión del equipo de Biden de celebrar una conferencia de prensa aparte tiene como objetivo ‘privar al líder ruso de una plataforma internacional similar a la que tuvo en la cumbre de Helsinki de 2018”.

Así mismo analizó lo dicho por el jefe de la diplomacia estadounidense, Antony Blinken, quien en entrevista con la cadena de televisión Fox News afirmó, que “posiblemente, lo único en lo que coincido con el presidente Putin” es en que las relaciones entre el país del norte y Rusia “están en su punto más bajo”.

“Decir que el tono es frio es poco menos que un eufemismo”, señaló el conductor de Desde donde sea.

Señaló que Biden ha bajado el tono para referirse a la nación euroasiática y lo citó: “No buscamos un conflicto. Queremos resolver la cuestión relacionada con acciones que, en nuestra opinión, no corresponden a las normas internacionales”.

Sin embargo, el Primer Mandatario gringo catalogó a Putin de “autócrata” y dijo “no hay garantía de que pueda cambiar la conducta de una persona o de un país. Los autócratas tienen un poder enorme, no deben rendir cuentas ante la sociedad, y puede ocurrir que si yo le respondo de la manera correspondiente, algo que haré, eso no lo hará cambiar de opinión”.

“Biden cree que está demostrando un vigor y una fuerza que no tiene ni políticamente, ni físicamente, y mucho menos en el verbo”, apuntó Pérez Pirela, al tiempo que señaló “creo, por no decir que estoy seguro, que esta reunión no llegará a absolutamente nada y, en todo caso, Putin tiene las de ganar no solamente por el éxito rotundo que ha tenido la Sputnik V y las otras dos vacunas que se han mostrado más efectivas que aquellas a las que apostaron Trump y el propio Biden”.

Tiembla el G7

Se refirió también a la cumbre del G7que tuvo lugar hace pocas horas. “El G7 tiembla ante Rusia y ante China”, dijo y recordó que uno de los puntos tratados en la cita fue justamente la reunión que sostendrán Putin y Biden este miércoles.

El secretario general de la Otan, Jens Stoltenberg, dijo que “nuestras relaciones con Rusia están en su nivel más bajo desde el fin de la Guerra Fría”.

Recordó el también escritor que Rusia ha sido acusada por la Otan de Ciberataques, socavar la democracia en occidente, violar pactos militares, y de agresión contra Ucrania.

“Putin no va a dar su brazo a torcer. Rusia no va a dar su brazo a torcer. Y no lo va a dar porque, insisto, en estos momentos ni la Unión Europea, ni los Estados Unidos, ni la Otan, tienen con qué poder negociar, no lo tienen”.

“¿Cuál es la posición de Rusia ante la cumbre con Biden?”, se preguntó, y añadió que “esto es importantísimo tenerlo claro” y respondió con lo declarado por el propio Putin, “el valor más importante en las relaciones internacionales es la estabilidad y previsibilidad. Eso es exactamente lo que no hemos visto, creo, por parte de nuestros socios estadounidenses en los años anteriores”.

“Putin se ha mostrado como un excelente jugador de ajedrez”, dijo el filósofo zuliano.

Recordó además que Biden llamó asesino a Putin durante una entrevista que concedió en marzo y citó al mandatario euroasiático, quien afirmó recientemente a la NBC que “no es algo de lo que me preocupe lo más mínimo. Nada de esto me sorprende. En lo que respecta a la retórica dura, creo que es una expresión de la cultura estadounidense en general”.

Señaló Pérez Pirela, que Putin recriminó al periodista gringo que lo entrevistaba, porque no lo dejaba culminar sus ideas.

El Jefe de Estado ruso afirmó: “Si tiene paciencia y me deja terminar de decir lo que tengo que decir, todo se aclarará para usted. Pero no le gusta mi respuesta, no quiere que mi respuesta sea escuchada por su audiencia, ese es el problema. Me está amordazando. ¿Es eso libertad de expresión, de opinión? ¿O es la libertad de expresión a lo estadounidense?”.

“Putin, como decimos popularmente en Venezuela, no cree en nadie. Cuántas entrevistas no hemos visto nosotros como esta, cuando mandan aquí en Venezuela periodistas a entrevistar. Son provocadores de oficio. Cuántas veces no trataron de hacerle a Chávez esto que le están haciendo a Putin y por eso él dice que no quieren que sus respuestas sean escuchadas por su audiencia”, dijo.

Sobre las expectativas de la reunión cito a Putin, quien afirmó que espera un “resultado positivo” y que “se establezcan las condiciones para dar los siguientes pasos para normalizar las relaciones ruso-estadounidenses”.

Mientras que Biden dijo que quiere “una relación estable y predecible” con este país y que Washington no dudará en “responder a futuras acciones dañinas” de Rusia.

Sobre esto Pérez Pirela dijo “sí pero no, no pero sí. Esto es lo que resume las posiciones de ambos países que están muy lejos de plantear una cumbre armónica o algo que se les parezca”.  

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook