El presidente de Rusia, Vladímir Putin, anunció este miércoles que acordó con su homólogo estadounidense, Joe Biden, el regreso de sus respectivos embajadores, tras el primer encuentro que realizan ambos mandatarios en Ginebra, Suiza.

En rueda de prensa, al término de  la cumbre, el jefe de Estado ruso comunicó que «en cuanto al regreso de los embajadores a sus lugares de trabajo (…) coincidimos en que este problema está resuelto, están regresando a los lugares de su servicio permanente».

Asimismo, el presidente ruso señaló que tras el encuentro el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia y el Departamento de Estado de EE.UU. «iniciarán consultas sobre toda la agenda de interacción diplomática».

«Hay muchos asuntos pendientes», indicó Putin y sostuvo que «ambas partes […] estamos dispuestas a encontrar soluciones».

«Creo que no hubo ninguna hostilidad, por el contrario, nuestro encuentro se desarrolló en clave de principios: nuestras opiniones difieren sobre muchos puntos, pero, a mi juicio, ambas partes han mostrado voluntad para comprender al otro y buscar vías de acercar posturas», señaló.

«La conversación fue muy constructiva», subrayó.

Ciberseguridad

«Estamos iniciando las consultas sobre este asunto. En mi opinión, esta cuestión es de importancia integral».

En este sentido el presidente de Rusia hizo hincapié en la necesidad de «descartar todo tipo de insinuaciones, sentarse a nivel de expertos y empezar a trabajar para los intereses de EE.UU. y la Federación de Rusia, […] nosotros estamos de acuerdo en eso, en principio, y Rusia está preparada para esto», informó.

Refiriéndose a unas fuentes estadounidenses, Putin dijo que la mayoría de los ataques cibernéticos proceden del territorio de EE.UU., seguido por Canadá y dos países latinoamericanos.

Agregó que también los dos países acordaron iniciar consultas sobre estabilidad estratégica «a nivel interdepartamental, bajo los auspicios del Departamento de Estado de Estados Unidos y el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia».

«La composición de delegaciones, el lugar y la frecuencia de las reuniones se determinarán más tarde a nivel de trabajo», puntualizó el mandatario ruso.

A su vez, el Kremlin comunicó que Vladímir Putin y Joe Biden aprobaron al término de su reunión una declaración conjunta sobre estabilidad estratégica.

«Nosotros, el presidente de la Federación de Rusia, Vladímir Putin, y el presidente de Estados Unidos, Joseph Robinette Biden, destacamos que Rusia y EEUU han demostrado que, incluso en los tiempos de tensión, pueden avanzar en la implementación de objetivos conjuntos para garantizar previsibilidad en el ámbito estratégico y reducir riesgos, conflictos armados y amenaza de una guerra nuclear», dice la declaración publicada en la web del Kremlin.

Militarización del Ártico

Putin calificó de infundadas las preocupaciones de EEUU sobre la militarización del Ártico.

«Estas preocupaciones de la parte estadounidense sobre la militarización [del Ártico] no tienen absolutamente ninguna fundamentación», afirmó el presidente ruso.

Agregó que Rusia en el Ártico «está restaurando la infraestructura destruida», en particular, la infraestructura militar, fronteriza y relacionada con la protección de la naturaleza.

«Les dije a nuestros compañeros que no veo ninguna preocupación aquí, al contrario, estoy profundamente convencido de que podemos y debemos cooperar en esta dirección», afirmó el mandatario ruso.

Subrayó que el tema del Ártico es muy importante y fue discutido detalladamente durante las conversaciones con Biden.

Intercambio de prisioneros

Además, el mandatario ruso declaró que había debatido la posibilidad de intercambiar prisioneros entre Rusia y EEUU con Joe Biden y no descartó compromisos en este tema.

«Lo hemos debatido, el presidente Biden planteó el asunto al referirse a los ciudadanos de EEUU que se encuentran en prisiones en la Federación de Rusia, puede haber ciertos compromisos en este tema», dijo Putin.

Protestas de Black Lives Matter

Al comentar el movimiento Black Lives Matter, Putin destacó que Rusia se solidariza con el pueblo de Estados Unidos pero rechaza protestas violentas y no las tolerará en su territorio.

«Nos solidarizamos con los estadounidenses y el pueblo estadounidense, pero no queremos que esto [protestas y disturbios violentos] ocurra en nuestro territorio, y haremos todo lo posible para evitarlo», afirmó.

Caso Navalni

En cuanto al caso Navalni, el presidente de Rusia indicó que estaba consciente de que infringía la ley y buscaba ser detenido.

«Ese hombre sabía que estaba infringiendo la ley vigente en Rusia. Tenía la obligación de comparecer [periódicamente ante autoridades] como persona con dos condenas de prisión condicional. Ignorando a sabiendas, quiero subrayarlo, este requisito legal, ese señor se marchó al extranjero para tratamiento, y las autoridades no exigieron su comparecencia. En cuanto salió del hospital y publicó sus videos en internet, se planteó esa exigencia», explicó Putin.

Navalni, prosiguió, «no se presentó [ante autoridades tras recibir el alta hospitalaria], ignoró el requisito legal y fue declarado en búsqueda».

«Siendo consciente de ello, vino [a Rusia]. Considero que quería y buscaba deliberadamente ser detenido. Hizo lo que quería», acotó el presidente ruso.

Asimismo, el mandatario señaló que EEUU declaró a Rusia su rival y enemigo en 2017 y decidió apoyar a organizaciones políticas en el país.

«EEUU declaró a Rusia su enemigo, rival, el Congreso lo hizo en 2017. La legislación de EEUU alberga disposiciones que establecen que EEUU debe mantener las reglas y el orden de la gobernanza democrática en nuestro país y apoyar a las organizaciones políticas», enfatizó.

Los presidentes de Rusia y Estados Unidos se reunieron en Ginebra, Suiza, en lo que fue la primera cumbre bilateral desde el encuentro de Putin con el entonces presidente Donald Trump en Helsinki, en julio de 2018.

Situación en Ucrania

Indicó que abordaron también el tema de la situación en Ucrania y Biden está de acuerdo con que la solución del conflicto en Donbass debe basarse en los acuerdos de Minsk.

La cumbre tuvo lugar mientras las relaciones entre Moscú y Washington «se han deteriorado hasta su punto más bajo de los últimos años», según declaró Putin. A su vez, el canciller ruso, Serguéi Lavrov, previamente indicó que no se hace ilusiones de que en la reunión se vayan a producir avances o tomar «decisiones históricas y cruciales».

(LaIguana.TV / Agencias)

Comentarios Facebook