El Gobierno Bolivariano repudió la Conferencia Internacional de Donantes en Solidaridad con los Refugiados y Migrantes Venezolanos, celebrada este jueves en Canadá, por medio de la cual se busca atacar al Ejecutivo Nacional y supuestamente recaudar fondos económicos para los connacionales en el extranjero, sin dar a conocer el destino de esos recursos.

Mediante un comunicado, se precisa que dicho evento no es más que «una convocatoria inercial, vestigio de la fracasada política injerencista de máxima presión e intento de golpe de Estado en Venezuela, promovida por la administración Trump, acompañada por sus satélites más carnales desde el año 2018».

Asimismo, el documento indica que las autoridades de España, Canadá, la Unión Europea y agencias de la ONU, se dieron a la tarea de exhibir una cínica lectura de la situación de las personas migrantes de origen venezolano, omitiendo tanto las causas vinculadas a la imposición del bloqueo criminal, hasta las situaciones de discriminación y explotación a las que son sometidas estos ciudadanos en muchos países del continente, bajo la mirada indolente de esos gobiernos.

Además, en el comunicado se exige el cese de las sanciones que pesan sobre el país y se denuncia el silencio que gobiernos de la derecha y entidades internacionales mantienen sobre el robo y saqueo de los recursos del Estado venezolano en el exterior. 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook