El ataque con aviones no tripulados contra la base estadounidense Ain Al-Asad del 6 de junio destruyó su sistema Patriot, desvela una fuente iraquí.

En declaraciones publicadas este domingo por la cadena libanesa de noticias Al-Mayadeen, esta fuente militar ha señalado que la ofensiva afectó el radar del sistema de defensa aérea estadounidense y destruyó por completo la máquina, instalada en el referido emplazamiento militar, sito en la provincia de Al-Anbar, en el oeste de Irak.

El ataque se realizó con dos aviones no tripulados (drones) desconocidos y las fuerzas estadounidenses rápidamente cerraron las carreteras que conducían a la instalación militar mientras activaban las sirenas de alarma en la base aérea.

EE.UU. ha empezado a retirar varios de sus sistemas antimisiles Patriot del país árabe y, para el próximo año, el Departamento estadounidense de Defensa (el Pentágono) tiene la intención de dejar completamente a Irak sin sus activos de defensa aérea.

Expertos militares sostienen que los ataques con aviones no tripulados contra las bases militares estadounidenses en Erbil, norte de Irak, y la base Ain Al-Asad fueron los detonantes de que se decidiera la retirada del sistema Patriot de este país árabe.

Esta información se hace pública la misma jornada en que Ain Al-Asad ha sido objeto de otro ataque, en esta ocasión con un cohete Katyusha lanzado desde una camioneta pick-up, según han indicado medios locales.

EE.UU., para supuestamente acabar con los grupos terroristas en Irak, ha enviado, durante años, miles de soldados a este país, donde el pueblo iraquí, harto de la presencia ilegal de Washington, exige la retirada de las fuerzas extranjeras.

A este respecto, en enero de 2020 el Parlamento de Irak aprobó una resolución que pedía al Gobierno tramitar con urgencia la salida de las fuerzas foráneas, incluidas las estadounidenses. No obstante, tuvo que pasar más de un año para que Washington acordara con Irak la retirada de “todas” sus tropas de combate del país árabe.

Con todo, parece que el Gobierno estadounidense, presidido por Joe Biden, no está determinado a cumplir su decisión, pues el jefe del Comando Central de EE.UU. (Centcom, por sus siglas en inglés), el general Kenneth F. McKenzie, anunció recientemente que Washington no reducirá el número de sus fuerzas en Irak, “en base a la voluntad del Gobierno iraquí”.

Últimamente han aumentado los ataques contra las bases, tropas e instalaciones militares operadas por el país norteamericano en el territorio iraquí.

(HispanTV)

Sistema de defensa de misiles Patriot de EEUU

 

Comentarios Facebook