Sectores sociales y organizaciones políticas rechazaron el nuevo decreto del Gobierno colombiano que considera que los bloqueos no forman parte de las protestas, con lo cual criminaliza esta practicas registrada durante las manifestaciones en el marco del Paro Nacional, que inició el pasado 28 de abril.

A 54 días de iniciada la medida contra las políticas neoliberales del Gobierno de Iván Duque, este domingo el Comité del Paro Nacional ha convocado a nuevas movilizaciones, mientras crece la indignación por el decreto que limita el alcance de las protestas.

Este viernes el gobierno de Duque modificó el decreto para limitar la definición de protesta pacífica. Según esto los bloqueos a vías dejan de ser una forma de manifestación y por lo tanto permite el «uso legítimo de la fuerza».

Esta modificación al Decreto 003 de 2021 ha despertado el rechazo de múltiples sectores sociales y políticos dado, para ellos y ellas no se puede limitar el derecho a la protesta y dicha modificación al decreto estaría limitando y subordinando la protesta a lo que el gobierno considere pacífico y además legítimo.

«Del decreto 003 de 2021 que limita la definición de protesta pacífica y permite la intervención de la fuerza publica» en caso de bloqueos a vías, no es otra cosa que dar permiso legal para matar a nuestros jóvenes de manera desmedida», según definió Primera Línea en su cuenta de Twitter.

Otro usuario de la red social escribió: «El gobierno modifica decreto para establecer que bloqueos no son protesta pacífica, con el fin de justificar el asesinato, los abusos y desapariciones de cientos de jóvenes por parte de miembros de la Policía Nacional en complicidad con Paramilitares en las manifestaciones».

El senador Iván Castro indicó al respecto: «El Gobierno de Iván Duque anunció que modificó un decreto presidencial para limitar la definición de protesta pacífica y especificar que los bloqueos de vías no constituyen una forma de manifestación y por ello permite el «uso legítimo de la fuerza».

Este decreto permitirá que podría considerarse como protesta no pacífica aquella que se tome una vía para realizar una marcha o aquella movilización en la que las consignas estén orientadas a denunciar al Gobierno. Es decir, que el criterio para evaluar si una marcha es pacífica o no y si es legítima o no queda al criterio del gobierno.

De la misma manera, estos criterios de gobierno serán usados para proteger el uso de la fuerza en contra de las manifestaciones.

Esto, a pesar de las múltiples denuncias por más de 60 asesinatos, cientos de detenciones, actos de tortura, heridos y violencia sexual que podría endilgarse a la policía en el Paro Nacional.

Suspende acto en Bogotá contra el Gobierno

Por otra parte, se conoció que las centrales obreras decidieron aplazar el concierto previsto para este domingo, en el que el Comité Nacional del Paro celebraría el primer año de la entrega del pliego de emergencia al Gobierno, y uno de los principales argumentos para el capítulo de protesta social en el país.

La idea con este concierto era recordarle al Ejecutivo la falta de negociación de las propuestas de los sectores sindicales y sociales, en temas como la renta básica para los colombianos, la no criminalización de la protesta, entre otros.

El presidente de la Central Unitaria de Trabajadores de Colombia, Francisco Maltés, informó que la Alcaldía Mayor de Bogotá negó el permiso para un acto cultural al cumplirse el primer año del Pliego de Emergencia.

Maltés Tello, vocero del Comité Nacional de Paro, enfatizó en tal sentido, que la actividad se aplaza por esta razón, aunque no dio nueva fecha u hora.

El martes pasado, este colectivo decidió interrumpir temporalmente las iniciativas periódicas en el contexto del paro iniciado el 28 de abril en Colombia contra políticas del gobierno, pero acordó un nuevo plan de acción.

(Telesur)

Comentarios Facebook