El presidente brasileño Jair Bolsonaro insultó a la prensa brasileña y mandó callar a una periodista que le preguntó por qué empezó su visita a la ciudad de Guaratinguetá sin usar máscara de protección contra el COVID-19.

Visiblemente irritado con la pregunta, Bolsonaro respondió: «Llego como quiero, donde quiero, cuido de mi vida… ¡paren de hablar del tema!», y acto seguido se quitó la máscara de nuevo. En ese momento, la reportera de televisión le intentó explicar que es obligatorio llevar máscara, pero el Presidente la interrumpió diciendo «calla la boca».

La periodista pertenece a la televisión Vanguarda, afiliada a la cadena Globo, la más importante del país, a la que Bolsonaro también dirigió sus insultos, como viene siendo habitual.

«Esa Globo es una porquería de prensa, vosotros sois una porquería de prensa, sois unos canallas, hacéis un periodismo canalla que no ayuda en nada», criticó el presidente, que también acusó al canal de «destruir» la familia y la religión brasileña.

Tras el incidente, la cadena Globo emitió un comunicado remarcando que ni los gritos ni la intolerancia del presidente conseguirán interrumpir el trabajo de la prensa en Brasil, y expresó su solidaridad a la reportera.

(Sputnik)

Comentarios Facebook