Un estudio realizado por la compañía ZOE y el King’s College London descubrió recientemente que estornudar demasiado sin aparente explicación es un nuevo síntoma característico del coronavirus, pero detectado a personas que ya fueron vacunadas.  

La muestra, que fue tomada a 4 millones de personas en distintos países, refleja que estornudar demasiado sin motivo no es típico para la mayoría de los pacientes con coronavirus, pero sí para aquellos que previamente recibieron la vacuna anticovid.  

“Los autores recuerdan que, aunque las vacunas ayudan a controlar la pandemia, ninguna proporciona una protección del cien por ciento contra el virus”, cita el canal ruso RT en su portal web.  

Señala el estudio que la pérdida del olfato, tos, fiebre, dolores de cabeza y fatiga siguen siendo síntomas importantes para la alerta, sin embargo, los vacunados han reportado además de los signos mencionados, estornudos repetitivos y eso significa que están infectados, por lo que se recomienda aplicarse la prueba para descartar.   

“Curiosamente, nuestros datos muestran que las personas que habían sido vacunadas y luego dieron positivo por COVID-19, eran más propensas a reportar estornudos como síntoma en comparación con aquellas que no habían recibido un antídoto”, señalan los investigadores. 

(LaIguana.TV)  

Comentarios Facebook