Este martes el embajador representante de Venezuela ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Samuel Moncada, denunció a Estados Unidos (EEUU) por promover la violencia económica a través del bloqueo y las medidas coercitivas ilegales, situación que amenaza a la comunidad internacional.

La denuncia la realizó durante la presentación de la República de Cuba de la Resolución en la ONU para que Estados Unidos levante el bloqueo genocida impuesto desde el año 1962 contra su nación.

“Desde hace casi sesenta años, Cuba hace frente a un bloqueo económico, comercial y financiero que es ilegal, porque viola toda norma del derecho internacional”, manifestó.

Moncada durante su participación afirmó que el bloqueo es una medida criminal, y las medidas coercitivas ilegales tienen un efecto aún mayor en medio de la pandemia, constituyendo un “peligro creciente a la comunidad internacional”.

“La política de asfixia impuesta contra Cuba, es un crimen que nos afecta a todos, se trata de la negación de la diversidad política, económica y cultural, de la negación de nuestro derecho a la soberanía nacional”, indicó.

Destacó que, a pesar del bloqueo, Cuba sigue en el combate contra la COVID-19: “En medio de las privaciones, Cuba alcanza una de las victorias más grandes en la lucha por la paz, por la salud y por la vida, por el logro de la vacuna Abdala con un 92,28% de eficacia certificada contra el coronavirus”.

Asimismo expresó la solidaridad irrestricta del pueblo y Gobierno venezolano a Cuba y su admiración a las brigadas médicas que hoy se encuentra en más de 35 países de América Latina y el Caribe, de África, de Europa y del Medio Oriente para salvar la vida de millones de personas, contrario a la política injerencista de Estados Unidos ejerce contra los pueblos del mundo para asegurar su dominio.

“Estados Unidos se ha convertido en un promotor del terrorismo económico al utilizar la pandemia como arma de guerra para avanzar en sus mezquinos intereses y ambiciones de dominación colonial”, puntualizó.

Añadió que es una política de crueldad calculada que busca generar dolor y sufrimiento en la población civil.

“En nombre del pueblo libre y soberano de Venezuela, votaremos a favor de la resolución que establece la necesidad de poner fin al embargo impuesto contra Cuba, y exigimos al gobierno de Estados Unidos el fin de su agresión colonial”, manifestó Moncada.

(VTV)

Comentarios Facebook