El filósofo, comunicador y analista político Miguel Ángel Pérez Pirela destinó la edición 332 de su programa Desde Donde Sea a disertar en torno a la compleja situación de violencia que padece Colombia, en la que cuerpos descuartizados, masacres y el asesinato de manifestantes forman parte de la cotidianidad de sus ciudadanos, que cansados rechazan en su mayoría la gestión del presidente Iván Duque.

Asamblea de la ONU vota resolución para que EEUU ponga fin al bloqueo contra Cuba

Antes de abordar el tema central, refirió que en la Asamblea General de las Naciones Unidas se aprobó una resolución para poner fin al bloqueo que ejerce Estados Unidos sobre Cuba.

En ese orden, detalló que la resolución tuvo el voto favorable de 184 países, otros tres se abstuvieron y Estados Unidos e Israel votaron en contra. Indicó, asimismo, que diferentes países y organizaciones, como el Movimiento de Países No Alineados (MNOAL), presentaron su apoyo a Cuba.

Particularmente, rescató las declaraciones del representante permanente de Azerbaiyán ante la ONU, Yashar Aliyev, quien se pronunció en nombre del MNOAL, asegurando que el Gobierno de Estados Unidos debe tomar las acciones necesarias para dar marcha atrás a las medidas contra la nación caribeña.

Por su parte, el Grupo de los 77 más China destacó el ejemplo que brindó Cuba en la lucha contra la pandemia de la COVID-19 y su solidaridad con otras naciones del mundo, refirió el analista.

También destacó que, a pesar de las sanciones y bloqueos, Cuba logró desarrollar una vacuna, la Abdala, que exhibe una efectividad cercana al 93%, información que puede consultarse en detalle en el portal de LaIguana.TV.

«Esto es un ejemplo para el mundo» pues, agregó, este bloqueo, que calificó como «vergonzoso e inmoral», en el presente solamente cuenta con el respaldo de Estados Unidos e Israel.

Aparecen cuerpos de jóvenes desmembrados en Colombia

Para iniciar las reflexiones sobre la violencia que sacude a Colombia, hizo referencia a los cuerpos desmembrados de jóvenes que están apareciendo en distintas locaciones de Colombia.

A este respecto, indicó que el pasado sábado se encontró al este de la ciudad de Cali el tronco de un presunto cuerpo humano al que le fueron cercenadas las extremidades y la cabeza, que además estaba metido en un saco y fue arrojado al fondo de un canal de aguas servidas.

Relató que el hallazgo se produjo después de que la comunidad alertara a las autoridades, quienes hicieron presencia en el lugar para atender la denuncia y levantar los restos.

De otra parte, mencionó que a través de las redes sociales se difundieron imágenes «nefastas» de los presuntos restos humanos en el fondo del canal, que pasa por la planta de potabilización de agua de Puerto Mallarino, si bien las autoridades desmintieron que formara parte de la red de tratamiento de aguas residuales.

«Se trató de un saco en el fondo del barranco cuyo contenido no es visible salvo por un agujero donde se ve un costillar humano. Luego, funcionarios de Medicina Legal extrajeron las piernas de las contaminadas aguas, donde eran devoradas por zamuros», detalló.

Lamentablemente, el analista precisó que no se trata del único caso, pues el pasado 19 de junio, en un callejón de Tuluá se halló la cabeza de un joven identificado como Santiago Ochoa.

La familia del joven de 22 años dijo a teleSUR que él no participaba de las protestas y, según la versión oficial, habría salido de su trabajo a la hora de almuerzo y no regresó. Sus deudos aseguraron que aún desconocen el paradero del resto del cuerpo.

El comunicador puso en cuestión las declaraciones del coronel Jorge Urquijo Sandoval, comandante de la Policía del Valle del Cauca, quien aseveró que el Esmad no tiene nada que ver con este macabro asesinato.

A 50 días del inicio del paro nacional, no cesan las víctimas de la violencia

Con base en cifras publicadas por el Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz) con corte al 22 de junio, Pérez Pirela apuntó que se han reportado 74 víctimas de violencia homicida en el marco del paro nacional, 48 de ellas por presunta autoría de la fuerza pública.

Explicó que esta organización realiza sus registros a partir de «información directa e inmediata de las organizaciones sociales y defensores de derechos humanos a lo largo y ancho de Colombia, la Defensoría del Pueblo y denuncias de la ciudadanía».

En relación con los incidentes más recientes, comentó que durante la jornada de protestas que se desarrollaron ayer en la capital colombiana, un joven recibió el disparo de una bomba lacrimógena en la cabeza y falleció producto del impacto.

A partir de lo reseñado en el artículo «Recibió disparo de bomba lacrimógena en la cabeza: represión deja nueva víctima en Bogotá» publicado en LaIguana.TV, refirió que la víctima estaba protestando en las inmediaciones del Portal Suba, en la capital colombiana, cuando fue alcanzada por una granada lacrimógena disparada a alta velocidad por efectivos del Esmad y se desplomó en el sitio, de acuerdo con el líder de una de las organizaciones de derechos humanos presentes en el lugar.

Tras este suceso, trajo a colación la reacción del senador Gustavo Petro, quien ha estado apoyando las movilizaciones desde el inicio del paro. Petro sugirió a la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, que retirara al Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) de las manifestaciones, luego de que la funcionaria lamentara en Twitter el deceso del joven.

Pero no solo hubo protestas en Bogotá, pues en Cali los ciudadanos también salieron a las calles bicicletas con banderas blancas a solicitar al Esmad cese el ataque y la represión contra el pueblo, como se pudo constatar en videos difundidos a través de las redes sociales y que compartiera durante la transmisión.

Siguiendo en esa ciudad, el filósofo venezolano precisó que organizaciones de derechos humanos de Colombia denunciaron que el Esmad ataca a manifestantes con clavos y tornillos. En particular, se acusó al Esmad de disparar tornillos y clavos contra civiles que protestaban la noche de este viernes 18 de junio en la localidad de luna, en la ciudad de Cali, señaló al respecto.

De acuerdo con un video consignado por el movimiento estudiantil UniValle Unida ante esas instancias, que contiene el testimonio en directo de una profesional sanitaria que se encargó de atender a un lesionado, se precisa que durante el procedimiento, la mujer extrajo un tornillo de una herida que el hombre tenía en la nuca, así como varios clavos de otra que le causaron los disparos en uno de sus brazos. En un caso, dijo, requirió usar anestesia.  

Segundo atentado con explosivos en Cúcuta deja dos civiles heridos

Pérez Pirela también aludió al atentado con explosivos que se produjo en el sector de Cerro Pico, en la vía que comunica Cúcuta con el municipio del Zulia. Según el reporte de BLU Radio, agregó, los explosivos fueron dejados en un poste de telefonía celular y un vehículo Renault Twingo que pasaba en ese instante sufrió daños y sus ocupantes, un hombre y una mujer, fueron trasladados a una clínica privada de la ciudad.

En ese orden, recordó que días atrás se reportó otro incidente con explosivos en la Brigada 30 del Ejército ubicada en la misma ciudad, mas en esa ocasión se trató de un carro bomba que hirió a varios militares, entre ellos algunos de nacionalidad estadounidense, que se encuentran en misión a 12 kilómetros de nuestra frontera.

44 masacres en seis meses: las espeluznantes cifras de la violencia sistémica en Colombia durante 2021

Con respecto a las masacres, el también director de LaIguana.TV refirió que Indepaz denunció este martes la perpetración de una nueva masacre, esta vez en el municipio colombiano de Segovia, situado en el departamento de Antioquia.

El organismo sostiene el hecho se produjo cuando dos hombres que estaban departiendo en una zona del municipio fueron sorprendidos por dos sujetos armados, quienes les propinaron varios impactos de bala. En el incidente, que dejó tres víctimas mortales, también murió una señora, sintetizó.

En el informe de Indepaz consultado a efectos de la investigación realizada para esta edición del programa se explica que «la mujer que recibió un impacto de bala había quedado con heridas profundas, pero cuando llegó al centro asistencial, falleció».

Esta institución también subrayó que en 2018, la Defensoría del Pueblo de Colombia alertó a las autoridades de Segovia sobre la presencia de grupos armados ilegales. Además, a partir de sus propias pesquisas, Indepaz determinó que en el municipio operan las Autodefensas Gaitanistas de Colombia, la insurgencia del Ejército de Liberación Nacional y el grupo La Nueva Generación.

«En Colombia hay una guerra civil que quiere silenciarse en la mediática internacional», aseguró Pérez Pirela, quien además destacó que no se trata de nada nuevo, pues «en medio de la profunda desigualdad social e intensificación de la violencia, Indepaz informa que en solo seis meses del presente año, en Colombia se han perpetrado 44 masacres y se ha asesinado a 77 líderes sociales».

Para sustentar sus aseveraciones, aludió a los datos compilados por este ente, en los que se precisa que desde la firma del Acuerdo de Paz en 2016, 1.112 líderes sociales han sido asesinados en Colombia, el 32% de esos homicidios han sido en el Valle del Cauca y 99 de las víctimas se registraron en 2020.  

Asimismo, la organización apunta que de los 310 líderes sociales asesinados en Colombia en 2020, 276 son hombres y 34 son mujeres, y el porcentaje más alto se encuentra entre los indígenas, campesinos y líderes comunales, mientras que de los 101 homicidios de líderes indígenas reportados, 60 se produjeron en el Valle del Cauca, región que repunta en las cifras de violencia.

Por si ello no bastara, el experto criollo resaltó que «hay una diferencia abismal» entre los datos oficiales presentados por el Gobierno colombiano en 2020 sobre este tema y la realidad reflejada por las organizaciones civiles y de derechos humanos.

Con el propósito de ofrecer contexto histórico, mostró una compilación de los homicidios de líderes sociales que se contabilizaron durante los últimos tres gobiernos en Colombia –Uribe, Santos y Duque–, en los que la tendencia es claramente creciente, particularmente desde la firma de los Acuerdos de Paz en 2016.

Empero, matizó, esto no necesariamente implica que durante el gobierno de Uribe se produjeran menos asesinatos selectivos de líderes sociales, «sino que actualmente hay más facilidad tecnológica para la investigación».

La popularidad de Duque cae a mínimos históricos

Antes de dar paso al intercambio con la audiencia, Miguel Ángel Pérez Pirela presentó los resultados de la medición de opinión realizada por la encuestadora internacional Datexco y la W Radio, en los que se revela que cuatro de cada cinco colombianos desaprueba la gestión del presidente Iván Duque, lo que supone el peor nivel de aprobación que el mandatario ha registrado a lo largo de sus casi tres años de gobierno.

El experto refirió que la mayor parte de la ciudadanía opina igualmente que el país va por mal camino y desaprueba a las entidades de seguridad.

Concretamente, la investigación mostró que el 79% de la población desaprueba las políticas de Duque y solo un 16% las apoya, índice que está ocho puntos por debajo que el peor registrado hasta el momento, correspondiente a finales de 2019.

De otra parte, el rechazo del manejo de la economía alcanzó el 82% y, en lo que corresponde a los impuestos, el 85% desconfía de las políticas gubernamentales, mientras que 82% valora negativamente el manejo del desempleo, sintetizó el comunicador.

La seguridad nacional, otro tema que, a su parecer «es candente», pues el pueblo colombiano está siendo ferozmente reprimido, el 81% de los encuestados rechazó el manejo que hace el presidente Iván Duque de este asunto, el 78% no respalda la manera como se gestionan las situaciones con las guerrillas y el 79% desaprueba el manejo del paramilitarismo en general.

Detalló también que «el mandatario colombiano recibió altos niveles de desaprobación en temas como la justicia (83%), corrupción (87%), salud (77%), educación (71%) y medioambiente (70%)».

En correspondencia con lo antes descrito, indicó que en promedio el 74% de la población considera desfavorable la imagen de Iván Duque, pero las cifras empeoran mientras más jóvenes son los encuestados, en tanto que mientras el 65% de los mayores de 65 años lo percibe negativamente, el porcentaje se incrementa de manera consistente hasta alcanzar el 93% entre personas de 18 a 24 años.

«En general, el 84% de los ciudadanos opinó que Colombia va por mal camino, mientras que solo 12% indicó lo contrario. Asimismo, frente a la pregunta sobre la percepción de seguridad en Colombia, un 72% opina que esta ha empeorado», dijo para concluir.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook