El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, saludó la iniciativa de los Mandatarios y Jefes de Gobierno de la Alianza Bolivariana de Nuestros Pueblos (ALBA-TCP), que debatieron y presentaron en un documento las estrategias para recuperar el funcionamiento de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (Celac).

Así lo adelantó durante la XIX Cumbre de ALBA-TCP, realizada en Caracas este 24 de junio, en conjunto con el Congreso Bicentenario de los Pueblos del Mundo, a propósito de la celebración de los 200 años de la Batalla de Carabobo.

“Este Documento presentado a consideración de los Jefe de Estado y delegaciones presentes en Caracas, será resultado de la Declaración Final de esta Cumbre de ALBA”, precisó, tras la transmisión del Desfile Bicentenario realizado por la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) en Campo de Carabobo

El Jefe de Estado venezolano comentó brevemente que las altas autoridades visitantes de la Alianza debatieron las estrategias para recuperar el camino y el tiempo perdido debido a los Gobiernos de derecha, que paralizaron el esfuerzo unitario de la Celac, para lograr el fortalecimiento y despliegue de Unasur y reconstruir todos los temas y áreas de cooperación.

Entre estos temas, destacó la necesidad del relanzamiento de PetroCaribe, el cambio climático, el Banco del ALBA, y todos los nuevos proyectos conjuntos que se han venido trabajando en medio de la coyuntura regional y mundial.

Cuba y las Vacunas

Como un tema especial, debido a la pandemia del coronavirus, explicó la necesidad de abordar la vacunación masiva en todos los pueblos de la región.

Informó a los altos visitantes de la Patria grande que Venezuela, a través de la vicepresidenta Ejecutiva, Delcy Rodríguez, denunció la política de acaparamiento de vacunas por parte de los Gobiernos de naciones ricas, que han exacerbado la pandemia, por cuanto sigue sin control en esas zonas del planeta.

“Hay grandes esperanzas”, apuntó sobre el protagonismo que tendrá ALBA en este proceso de inmunización entre los países miembros y los vecinos de América del Sur y el Caribe.

Confirmó que Cuba es el único país en la región que tiene cinco vacunas comprobadas contra la COVID-19, y su espíritu solidario las compartirá, pese al bloqueo que sufre por la agresión imperialista del Gobierno de EE.UU. por más de 60 años.

Felicitó al Gobierno de Miguel Díaz-Canel por la victoria avasalladora en la ONU, donde 184 países votaron contra el bloqueo de EE.UU. y exigieron su eliminación.

“Cuba ayuda a la Venezuela perseguida y sancionada, que le prohíben comprar vacunas, y nos persiguen. Pero para eso es la ALBA, la solidaridad y la hermandad”.

Anunció que la Vicepresidenta Ejecutiva firmó contratos para adquirir 12 millones de vacunas Abdala, por parte de Cuba, uno de los miembros fundadores de ALBA.

“Cuba manda médicos a Latinoamérica, el Caribe y al mundo. Cuba, una guará, diríamos en Venezuela”, puntualizó el Mandatario Bolivariano.

Agradeció la presencia de todas las delegaciones en la Cumbre de la Alianza y del Congreso Bicentenario de los Pueblos del mundo, que en forma presencial y virtual reunió a representantes de más de 67 países.

Saludó a Mandatarios y homólogos que participaron a través de videoconferencias, entre ellos el comandante Sandinista y presidente de Nicaragua, Daniel Ortega Saavedra, así como la presencia del mandatario de Bolivia Luis Arce, y los expresidentes Evo Morales y Rafael Correa, entre otros.

(VTV)

Comentarios Facebook