Colombia marcó en el 2020 los niveles más altos de cultivos ilícitos de coca registrados en la última década, al contabilizar 245.000 hectáreas sembradas y 1.010 toneladas métricas. 

Los datos se desprenden del informe publicado el viernes por la Oficina de Política Nacional de Control de Drogas de los Estados Unidos (ONDCP por sus siglas en inglés). 

Según el documento, las cifras demuestran el aumento del 15 por ciento en las hectáreas de cultivos y un alza del 7.9 en la producción de cocaína en comparación con 2019. 

De acuerdo a la ONDCP, Colombia sigue siendo el país con más cultivos de coca en la región Andina, por encima de Bolivia y Perú con 88.200 hectáreas y 39.400, respectivamente. 

A pesar de las cifras récords, la oficina de control de drogas de la Casa Blanca reconoció los esfuerzos del Gobierno colombiano en la lucha contra el narcotráfico, así como los “obstáculos” que tuvo para reducir los cultivos ilícitos como el incremento de “la violencia en áreas rurales” y las altas tasas de contagio de la COVID-19.

Tras conocer el informe de la ONDCP, el presidente Iván Duque anunció que hay una disparidad entre las cifras publicadas por EEUU y las reveladas el pasado 9 de junio por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, por sus siglas en inglés) que indican que el país tiene 143.000 hectáreas de coca, una reducción del 7% durante 2020. 

“Dada esta disparidad en las cifras de la ONDCP y de la UNODC, los técnicos de ambos países y de las Naciones Unidas las revisarán para identificar aquellos criterios metodológicos necesarios para armonizar para el próximo ciclo de medición”, indicó Iván Duque en un comunicado. 

(teleSUR) 

Comentarios Facebook