diiaa.jpg

La oposición en Nicaragua se retiró este lunes de la mesa de diálogo y deja detrás un muro de condiciones “intransigentes, con el fin de no cesar la violencia”.

 

Según lo dicho por el portal sandinista Resistencia 2.0, la oposición abandonó las tres mesas de trabajo que se adelantaban en los espacios del diálogo con el Gobierno Nacional.

 

A la par, deja un cúmulo de condiciones que van desde la presencia de la ONU, la UE y la Cidh, mostrando “ignorancia en algunos protocolos”, refirió el portal.

 

Vale destacar que las condiciones son respaldadas también por el fuero eclesiástico, señalado como uno de los promotores en la escalada de violencia contra el Gobierno de Daniel Ortega.

 

La intención, desde luego, señaló por otro lado la periodista de teleSUR Madeleine García, es imponer condiciones “intransigentes para no cesar los tranques, ni la violencia”.

 

(LaIguana.TV)

 

 

 

Comentarios Facebook