La directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Carissa Etienne, afirmó que la variante de COVID-19 identificada como delta ha sido detectada en 14 países de Latinoamérica.

«En la región de la OPS 43 países han registrado casos de la variante alfa, 18 países de la beta, 29 de la gama y los casos de la variante delta se detectaron en Argentina, Aruba, Brasil, Canadá, Chile, Guyana Francesa, Guadalupe, Martinica, México, Puerto Rico, Estados Unidos, Barbados, Perú y Saint Martin», dijo Etienne en la rueda de prensa semanal que se realiza desde que comenzó la pandemia. 

La OPS monitorea la aparición de nuevas variantes del coronavirus en una red comprendida por 23 países y territorios y seis laboratorios de secuenciación designados oficialmente que se encuentran en Brasil, Chile, Panamá, México y Trinidad y Tobago, además de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Atlanta, en Estados Unidos. 

«Hasta ahora la OPS ha encontrado que el impacto de las variantes de inquietud sobre la eficacia de las vacunas ha sido mínimo. Hemos estado observando detenidamente este fenómeno desde junio de 2020 cuando creamos una red de vigilancia genómica que monitorea las variantes emergentes del virus que causa el COVID-19», agregó Etienne. 

Más de 52.000 secuencias virales se han compartido en bases de datos mundiales. 

Asimismo, la directora de la OPS indicó que «el impacto en salud pública de la vacunación es innegable» y ya se observa en lugares que tienen alta cobertura, al tiempo que volvió a reclamar por la inequidad en el acceso de vacunas que afecta a la región. 

(Sputnik) 

Comentarios Facebook