La Misión de Verificación de la ONU en Colombia reconoció el jueves que las manifestaciones y protestas en el contexto del Paro Nacional expresa un “malestar social sin precedentes” en el país suramericano. 

De acuerdo al informe de la misión de la ONU, al menos 54 civiles han sido asesinados y cientos han resultado heridos producto de la represión de las manifestaciones por parte del Escuadrón Móvil Antidisturbios desde el inicio de las protestas el 28 de abril. 

También advirtieron sobre el aumento de los asesinatos en contra de excombatientes y de líderes sociales, en su informe trimestral que abarca los meses de abril, mayo y junio. 

Según los datos del organismo multilateral, en los últimos tres meses fueron asesinados 49 líderes defensores y defensoras de derechos humanos, 16 excombatientes, además documentaron al menos 19 masacres, diez de las cuales están en investigación. 

Otra de las situaciones evidenciadas por la ONU fue la del desplazamiento forzado, que según los funcionarios del organismo han afectado a comunidades, líderes sociales y excombatientes en 25 municipios de los departamentos de Antioquia, Cauca, Caquetá, Guaviare, Meta, Nariño, Norte de Santander, Putumayo y Valle del Cauca. 

La ONU destacó que a pesar de los avances en la implementación del Acuerdo de Paz, siguen presentándose grandes falencias, sobre todo en las garantías económicas para las personas que dejaron las armas. 

El secretario general de la ONU, António Guterres, indicó que la no violencia, el diálogo y la concertación son el camino que le permitirá a Colombia avanzar hacia la reconciliación y la restauración de su tejido social. 

El informe de la Misión de Verificación de la ONU sobre la situación en Colombia, que abarca el periodo entre el 27 de marzo al 25 de junio de 2021, será entregado el próximo 13 de julio, al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. 

(teleSUR) 

Comentarios Facebook