terrocuadrado.jpg

Las acciones desestabilizadoras por parte de grupos violentos continúan afectando al pueblo nicaragüense. Este miércoles, fueron secuestradas dos gandolas de gasolina en Jinotepe, manteniendo en zozobra a la población de esa ciudad.

 

A través de un comunicado, la Asamblea Nacional de Nicaragua confirmó la información y comentó que los terroristas tenían claras intenciones de hacer explotar las cisternas en el barrio San Juan, donde se encuentra la delegación de la Policía nacional.

 

«La Asamblea Nacional repudia este intento de asesinato que puso en riesgo la vida de las familias que habitan en el barrio San Juan, La Colonia, La Competencia y Villa Robies, así como los miembros de la Policía Nacional que se encontraban en la delegación»,  expresa el comunicado en el que, además, el parlamento hizo un nuevo llamado al cese de la violencia en el país.

 

En un video publicado por la periodista Madelein García, en su cuenta de la red social Twitter, se pueden apreciar más detalles de este acto terrorista en el país centroamericano.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook