El portavoz de la Cancillería iraní, Said Jatibzade, ha remarcado este martes que, pese a la posición de algunos funcionarios occidentales sobre la necesidad de esperar a la nueva administración de Irán para decidir sobre el futuro del pacto nuclear —de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés)—, la posición del país persa no cambiará y seguirá siendo la misma. 

“Si se consigue revivir el acuerdo nuclear, el Gobierno del presidente electo iraní, Seyed Ebrahim Raisi, también le será leal, ya que, a pesar del enfoque de algunos otros firmantes, el cumplimiento de los compromisos prometidos siempre ha sido un principio para Irán”, ha señalado el diplomático persa en una rueda de prensa. 

En este sentido, el vocero persa se ha referido al avance de las negociaciones que se celebran en la capital austriaca, Viena, en torno al pacto nuclear y subraya que el progreso logrado hasta el momento en dichas conversaciones es un hecho “reconocido” por todas las partes. 

Sin embargo, pone de relieve que, aún quedan temas importantes que en su mayoría deben ser decididos por otras partes restantes, especialmente Estados Unidos. “De hecho, la finalización del acuerdo depende de la voluntad política de las otras partes que tienen que tomar decisiones difíciles de su parte”, expone. 

Jatibzade ha puntualizado que la delegación de Irán busca concluir las negociaciones lo antes posible y pide el levantamiento de las crueles sanciones contra el pueblo iraní. No obstante, resalta, que Teherán no fijará ningún plazo para finalizar el pacto y los diálogos continuarán hasta que se alcance un acuerdo que garantice los intereses del país persa. 

“Como se ha declarado en reiteradas ocasiones, Irán no tiene prisa en las negociaciones de Viena, pero tampoco permitirá que las conversaciones se hagan muy largas y agotadoras”, ha insistido. 

Hasta la fecha, Irán y los signatarios del PIAC han celebrado seis rondas de negociaciones en Viena —en las que EEUU también participa de manera indirecta— y casi han llegado a las etapas finales. 

Irán subraya que les toca a otros miembros del PIAC la toma de decisiones difíciles, pues, por su parte ya lo hizo al mantener vivo el pacto tras la salida de EEUU en 2018, pese a los incumplimientos del resto de los firmantes. 

Es más, Teherán asegura que volverá a revertir las medidas nucleares —las obligaciones que redujo en reacción a las violaciones de EEUU—, una vez que Washington elimine los embargos contra la nación iraní. 

(HispanTV) 

Comentarios Facebook