El intérprete venezolano José Luis Rodríguez, conocido artísticamente como “El Puma”, aseguró este domingo 4 de julio que, tras casi 35 años de alejamiento con sus hijas Liliana y Lilibeth Morillo, llegará a una reconciliación “cuando Dios quiera, cuando todo se haya calmado”.

En entrevista a medios faranduleros, el cantante habló las fisuras que persisten desde hace tiempo en su relación con sus hijas.

En esta línea, afirmó que él nunca ha sentido que ha estado lejos, “están aquí en mi mente y  mi corazón”, sin embargo destacó que “todo tiene un tiempo y no hay que precipitar las cosas”.

Reiteró: “La reconciliación va a pasar cuando Dios quiera, llegará el momento donde eso sea normal, cuando ya todo se haya calmado, han pasado 34 años, casi 35 años”.

Según Rodríguez, durante la grave situación que pasó al estar a punto de perder la vida tras la cirugía de pulmón, aprendió a no reñir por “bobadas” y tampoco engancharse con lo material.

“En ese momento aprendí el valor del tiempo y la vida. Aprendí a transitar tratando de hacer el menor daño posible, a lo mejor uno hace daño inconscientemente y después Dios te ilumina para no volverlo hacer”, fueron las palabras de El Puma.

Indicó que en la actualidad únicamente le debe interesar es la opinión que Dios tenga sobre su persona.

Te das cuenta con el pasar del tiempo que por ser una persona pública, cristiana tienes que decir sí a todo. Vas complaciendo a todo el mundo menos a ti, para mí decir: ‘sí’ es muerte, no es vida. Aprendí a decir ‘no’ para protegerme y eso me ha traído muchas satisfacciones«, declaró.

Sostuvo que él jamás ha tenido “esa cosa arraigada sobre ‘mi sangre’, ‘mi familia’ todos somos hijos de Dios”.

Las hermanas Liliana y Lilibeth nacieron de su matrimonio con la también cantante Lila Morillo. En 1996 se casó con la modelo cubana Carolina Pérez y con quien tuvo a su  hija menor, Génesis Rodríguez, nacida en 1987.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook