Dejar de usar los dólares en las transacciones y aplicar un enfoque individual para cada cliente, así son las principales contramedidas rusas ante las sanciones de Occidente, declaró el director del Servicio Federal de Cooperación Técnica Militar, Dmitri Shugaev. 

«Las contramedidas rusas ante las sanciones consisten en aplicar un enfoque individual para cada cliente, ofrecer condiciones atractivas a la hora de firmar contratos, corregir la forma de pagos y proponer esquemas más flexibles para ellos, renunciar al dólar y usar otras divisas, incluidas las nacionales», dijo en el Salón Aeroespacial MAKS. 

Shugaev recalcó que, a diferencia de los países occidentales, Rusia no pone a sus socios condiciones «políticas» para la cooperación militar y técnica. 

«Rusia es un socio fiable que ofrece técnica de calidad por un precio real», recalcó. 

Agregó que es por eso que «en el mercado internacional de armas se mantiene una demanda estable de productos rusos de uso militar». 

En los últimos años Rusia, que se mantiene en el segundo puesto en las exportaciones de armas después de EEUU, exporta armas por un promedio anual de unos 15.000 millones de dólares y tiene una cartera de pedidos de 50.000 millones de dólares. 

A la vez, los volúmenes estadounidenses son considerablemente mayores, por ejemplo, en 2020 las exportaciones de armas de Washington ascendieron a 175.000 millones de dólares. 

(Sputnik) 

Comentarios Facebook