Un viajero procedente de Nigeria y residente en Estados Unidos permanece desde el pasado viernes hospitalizado en la ciudad de Dallas (Texas) tras ser diagnosticado con viruela del mono, según confirmaron los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) del país norteamericano.

También conocida como ‘viruela símica’, la viruela del mono se trata de una zoonosis viral, es decir, una infección provocada por el virus transmitido de los animales a las personas. La enfermedad tiene síntomas similares a los de la viruela común, pero más leves, explican los CDC. Solo una de cada cien infecciones con esta cepa de viruela resultan mortales, aunque las tasas pueden aumentar entre personas que tienen el sistema inmunológico debilitado.

«Los CDC están trabajando con la aerolínea y los funcionarios de salud estatales y locales para contactar a los pasajeros de la aerolínea y otras personas que puedan haber estado en contacto con el paciente durante dos vuelos: Lagos (Nigeria)-Atlanta, con salida el 8 de julio y llegada el 9 de julio, y Atlanta-Dallas, el 9 de julio», ha informado el organismo en un comunicado.

Las infecciones pueden extenderse entre dos y cuatro semanas, y los síntomas incluyen fiebre, dolores de cabeza, espalda y músculos, e inflamación de ganglios linfáticos. Luego, produce manifestaciones en la piel que van desde pápulas hasta costras. El período de incubación es de 14 días.

Las autoridades sanitarias creen que el riesgo de propagación de la viruela del mono, que se da a través de gotitas respiratorias, es bajo debido a que los viajeros que iban en los vuelos estaban obligados a usar mascarillas por la COVID-19, al igual que en los aeropuertos de Estados Unidos.

Según los CDC, la viruela del mono se descubrió por primera vez en 1958 cuando se produjeron dos brotes de una enfermedad similar a la viruela en colonias de monos utilizados con fines científicos, de ahí el nombre. El primer caso humano de viruela del mono se registró en 1970 en el Congo.

(ABC)

Comentarios Facebook